Hábitos para prevenir la impotencia y disfunción

7 hábitos y ejercicios a adoptar en tu día a día si quieres prevenir la Impotencia Sexual

En este post vamos s compartir contigo 7 hábitos y ejercicios a adoptar en tu día a día si quieres prevenir la aparición de Disfunción Eréctil y seguir disfrutando de una vida sexual plena, saludable y feliz.

Después de tantos años tratando a pacientes con Disfunción Eréctil, llegamos a muchas conclusiones en cuanto a las causas que la provocan y la manera de poder prevenir la aparición de esta Disfunción Sexual (la mal llamada impotencia) que ve incrementada su prevalencia a medida que los hábitos no saludables se apoderan de la población en general.

¡Vamos a por los 7 hábitos que te pueden evitar problemas de impotencia en un futuro!

1.- TABAQUISMO: Es bien sabido y además está muy bien documentado en la literatura médica que el consumo de un paquete diario de tabaco incrementa en un 60% a 70% la aparición de Disfunción Eréctil. Si se reduce drásticamente el consumo o se elimina por completo, los resultados saltarán a la vista. Además de los múltiples riesgos que corre el fumador de sufrir algún tipo de cáncer. La disminución de la entrada de oxígeno a las células endoteliales de los cuerpos cavernosos se traduce en una menor producción de Óxido Nítrico, sustancia química responsable de iniciar el fenómeno de la Erección. El tabaco es uno de los malos hábitos responsables de problemas de impotencia sexual.

2.- SEDENTARISMO: Las múltiples ocupaciones, el stress laboral, los compromisos sociales y el agotamiento, hacen que sea difícil el adoptar una rutina de ejercicios diario o inter diario. Sin embrago, sabemos que el sedentarismo trae consigo la aparición de Disfunción Eréctil o su empeoramiento. ¿Quieres prevenir la disfunción eréctil?  Si queremos prevenir problemas de impotencia en un futuro, recomendamos seriamente una rutina de ejercicios, sobre todo de naturaleza cardio vascular a fin de mejorar el riego sanguíneo y la oxigenación de los tejidos eréctiles.

Una caminata de 45 minutos al día, correr unos 20 minutos, hacer bicicleta unos 30 minutos diarios, las danzas  (para quien le guste), el yoga, el pilates o cualquier otra forma de ejercicio que nos brinde esparcimiento y salud, estará bien para prevenir la aparición de Disfunción Eréctil u cualquier otra enfermedad cardiovascular.

No olvides consultar a tu médico si tiene sobrepeso o sufre de enfermedades con Hipertensión, Diabetes, Dislipidemias o cualquier otra antes de adoptar una rutina de ejercicios físicos.

3.- ALCOHOL: El consumo de alcohol se asocia fuertemente con la disminución de la potencia sexual, puesto que el Sistema Nervioso Central, que es el órgano más sexual que existe, se altera de forma importante, tanto, que un hombre en estado de embriaguez puede ser incapaz de conseguir una erección (hasta el 65% de hombres). Y si este estado se perpetúa, lo siguiente será la incapacidad eréctil permanente. El consumo responsable de bebidas con bajo contenido alcohólico y en espacios de tiempo no muy reducidos hará que prevengamos la aparición de Disfunción Eréctil y enfermedades del Hígado.

4.- ALIMENTACIÓN: Si en la dieta abundan las carnes rojas, las grasas animales y escasa cantidad de vegetales y frutas, estamos de camino a generar alteraciones de las grasas en nuestro cuerpo. Este tipo de dieta conlleva un aumento de grasas o colesterol en sangre. Todo el exceso irá a depositarse directamente en las arterias haciendo que la circulación sanguínea experimente un flujo lento y en menor cantidad hacia los órganos, y como resultado, llegará menor cantidad de oxígeno y nutrientes a las células endoteliales de los cuerpos cavernosos del pene, dando como resultado final: Disfunción Eréctil. Así que, si quieres evitar la disfunción eréctil,  una alimentación balanceada, menos comida chatarra y mayor cantidad de vegetales y frutas mejorará tu rendimiento sexual.

5.- MEDICAMENTOS: Está descrito hace varias décadas que ciertos medicamentos como los antihipertensivos, los antidepresivos, los ansiolíticos, los inmunosupresores, los anti agregantes plaquetarios y muchos más, afectan directa o indirectamente la función eréctil. Así que es de extrema importancia que no tomes ningún medicamento si no es estrictamente necesario y es recetado por un médico especialista. De esta forma lograrás prevenir la impotencia por abuso de fármacos.

6.- ACTIVIDAD SEXUAL FRECUENTE: La frase “órgano que no se utiliza, se atrofia” es aplicable perfectamente a la función de nuestro órgano sexual masculino también. Así, que si las relaciones sexuales son infrecuentes, lo más seguro es que vayan perdiéndose aquellas erecciones involuntarias matutinas o nocturnas para posteriormente de forma paulatina ir perdiendo la potencia eréctil.

7.- SALUD MENTAL: Si queremos prevenir la disfunción sexual psicológica y la impotencia emocional, es muy importante evitar el estrés diario, manejar los pensamientos negativos o limitantes, mejorar las relaciones interpersonales, amanecer con un sentimiento de gratitud a diario, practicar la meditación, dar largos paseos por entornos naturales, leer libros que mejoren tus emociones, practicar ejercicios que tranquilicen la mente como el yoga o la respiración consciente. Si crees que no estás en la capacidad de realizar todo esto por cuenta propia deberás buscar ayuda, ya que en las grandes ciudades existen muchísimas alternativas de ayuda. El estrés y la angustia provocan una secreción de adrenalina que impide que pueda haber una erección en condiciones para tener una penetración normal.

Aunque en este artículo hemos dado consejos para evitar la impotencia masculina cambiando de hábitos, sabemos que son acciones que llevan mucho tiempo si ya hay indicios de disfunción eréctil. ¡No te preocupes! Escríbenos y te ayudaremos con la ayuda de los mejores tratamientos para solucionar todo tipo de disfunciónes  sexuales. Puedes escribirnos a: info@mensolutions.es o llamarnos directamente al 0034-913290603 y te atenderemos con mucho gusto y profesionalidad, ¡además de confidencialidad 😉 !