Qué es el absceso prostático

Absceso Prostático

 El absceso suele afectar más a pacientes que sufren de diabetes, inmunodeprimidos o alcohólicos. De todas las enfermedades o afecciones que pueden atacar a la próstata, el absceso prostático tiene una incidencia en torno al 0’5%, por lo que podemos ver, como ya hemos dicho, que se trata de un problema poco frecuente.

  El absceso prostático es una enfermedad o trastorno muy poco frecuente, y es una complicación de la prostatitis, especialmente la prostatitis aguda y la crónica. En los últimos años además, el desarrollo en la detección precoz de los problemas prostáticos y el aumento en el uso de los antibióticos, han hecho que los abscesos tengan una incidencia aún menor que la que tenían años atrás.

 Como ya hemos dicho, los abscesos suelen producirse en pacientes que sufren de prostatitis aguda o crónica. En los casos de la prostatitis aguda, si una vez finalizado el tratamiento habitual, aún siguen presentándose molestias y síntomas, debe descartarse la presencia de un absceso prostático. En el caso de la prostatitis crónica, como ya vimos en un post anterior, esta es difícil de curar del todo, puesto que los gérmenes causantes de dicha infección pueden permanecer ocultos en el interior de los abscesos prostáticos.

Los síntomas que presentan los abscesos prostáticos son similares a los síntomas que presenta la prostatitis:

  • Disuria: expulsión dolorosa e incompleta al orinar.
  • Polaquiuria: aumento de la frecuencia urinaria, pero con micciones de menor cantidad.
  • Dolor en el bajo abdomen.
  • Tenesmo vesical.
  • Fiebre.
  • Cansancio.
  • Dolor en la zona genital y perineal.
  • Hematuria.
  • Secreción uretral.

 Cuando se acude al médico o a urgencias con estas molestias, se le dará al paciente un tratamiento con antibióticos para tratar la prostatitis, pero si estos síntomas no desaparecieran tras el tratamiento, o se vieran síntomas de mayor malestar en el paciente, como el aumento de la fiebre o un mayor dolor en la zona lumbar y abdominal, se le realizara al paciente una tomografía de la próstata, para ver el tamaño de la misma y la presencia de abscesos prostáticos. Si se constata la presencia de los mismos, se procede a realizar un drenaje quirúrgico de los mismos. En el caso de los abscesos de pequeño tamaño no precisan de una cirugía, pero si con los que son de un tamaño mayor al centímetro y medio.

 Más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

 ¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.