Antidepresivos y sexualidad

Antidepresivos y Sexualidad

Cuando hemos tratado anteriormente problemas de tipo sexual, tales como la disfunción eréctil, problemas eyaculatorios o anorgasmia entre otros, hemos visto en casi todos que hay una causa común entre varias, y es el uso de los antidepresivos.

Aunque los antidepresivos cumplan su función en la mayoría de los casos de tratar la depresión, tiene unos efectos secundarios que pueden afectar a diferentes aspectos de la vida sexual.  Así, la Disfunción Eréctil por antidepresivos es uno de los temas más comunes en nuestras consultas.

 Se estima que una de cada cuatro o cinco personas sufre o sufrirá a lo largo de su vida un estado de depresión que es posible que requiera un tratamiento con antidepresivos. Los medicamentos para tratar la depresión que tienen una mayor repercusión en la vida sexual son los denominados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Uno de los efectos secundarios de estos medicamentos es la disminución del deseo sexual. La incidencia que causan estos medicamentos es bastante variable, pero algunos estudios demuestran que es bastante frecuente.

 Las disfunciones sexuales que pueden causar los antidepresivos afectan tanto a hombres como a mujeres. Los problemas que pueden provocar son:

  • Disminución del deseo sexual.
  • Anorgasmia. Dificultades para alcanzar el orgasmo.
  • Disfunción  eréctil.
  • Problemas eyaculatorios, como la eyaculación inhibida.
  • Dispareunia.
  • Vaginismo.
  • Perdida de lubricación.

 Estos problemas hacen que alrededor de un 30% de los pacientes que están siguiendo un tratamiento con antidepresivos lo abandonen antes de tiempo. Aunque esto parezca lo más lógico para solucionar los problemas sexuales, el abandono del tratamiento puede hacer que el paciente siga estando en un estado de depresión, lo cual también tiene su repercusión en la vida sexual. Por lo tanto ¿Cuál es la solución? Lo que muchos pacientes no hacen, tal vez por vergüenza, es no decirle a su medico o psiquiatra que el tratamiento esta afectando a su vida sexual. 

 Su medico o psiquiatra puede optar por varias opciones. En caso de que se pueda, se intentara cambiar el medicamento por otro que no afecte a los niveles de serotonina, aunque no siempre es posible. También puede optarse por reducir la dosis del medicamento. También es posible que una vez se haya “estabilizado” la depresión, se tome un descanso temporal del medicamento, durante una o varias semanas y luego retomar de nuevo el medicamento.

 Lo más importante es que si usted esta siguiendo un tratamiento para la depresión y presenta problemas en su vida sexual, no tenga vergüenza y dígaselo a su medico o terapeuta para ver que opciones hay.

 Más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

 ¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.