¿Cómo se cura la Balanitis de Zoon?

balanitis de zoon
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La Balanitis de Zoon es un proceso inflamatorio de localización en glande y surco balanoprepucial de causa desconocida que afortunadamente se da en muy pocos pacientes hombres. Generalmente aparece después de la cuarta década de la vida y su  incidencia va aumentando con la edad. ¿Qué implica esta clase de balanitis? Veámoslo.

Posibles causas asociadas a la balanitis de zoon

  • Infecciones de la zona de forma recurrente.
  • Higiene defectuosa, una de las causas principales de la balanitis en niños.
  • Uso de productos locales irritantes o que causan alergias.
  • Prepucio largo que cubre todo el glande de forma permanente.
  • Fimosis o Parafimosis.
  • No está asociada a procesos neoplásicos o cancerosos, felizmente.

¿Cómo se hace el diagnóstico de balanitis de células plasmáticas?

En primer lugar hay que realizar una evaluación clínica de las lesiones que suelen ser circunscritas a un área del glande y del prepucio.

Aunque estas lesiones rojizas brillantes pueden no dar síntomas, la mayoría de pacientes se queja de prurito intenso. Pueden acompañarse de secreciones blanquecinas, serosas o incluso purulentas si se asocia colonización de bacterias. Además suele asociarse con infecciones sobre agregadas como infecciones bacterianas, o micóticas (hongos), siendo lo más frecuente encontrar cándida, como en el caso de la balanitis xerótica.

El diagnóstico definitivo se realiza mediante una biopsia y posterior examen anatomo patológico, es decir, al microscopio. Se encuentran Células Plasmáticas dispuestas en bandas que confirman el diagnóstico de Balanitis de Zoon o Balanitis de Células Plasmáticas. A veces es necesaria la consulta con un Dermatólogo de experiencia a fin de ayudar con el diagnóstico correcto.

Tratamiento de la balanitis plasmocitaria de zoon

La balanitis plasmocitaria de Zoon es crónica y además recidivante, quiere decir que aunque hayamos conseguido desaparecer las lesiones con diferentes tratamientos, suele volver a presentarse meses o años después.

La utilización de cremas tópicas con corticoides mejora muchísimo el aspecto de las lesiones y los síntomas. Entre los corticoides utilizados están:

  • Beclometasona en crema.
  • Betametasona en crema.

Siempre asociados a antibióticos y antimicóticos como el Fluconazol por ejemplo. Brindando buenos resultados. Repito, puede volver a presentarse con la misma intensidad o incluso más severa.

Es ya un consenso entre los especialistas en urología tratar definitivamente este padecimiento con un procedimiento quirúrgico denominado: circuncisión, que consigue extirpar el tejido afectado impidiendo así que el problema vuelva a presentarse.

Conclusión sobre la balanitis plasmocelular

La Balanitis plasmocelular o Blanaitis de Zoon es una patología infrecuente, para la cual no existe evidencia que apoye la elección de un tratamiento en particular. Los tratamientos están basados en reportes de casos o series de casos.

Esta entidad, de curso crónico, requiere distinguirse de la eritroplasia de Queyrat, puesto que ésta última se asocia con gran potencial de malignidad al tratarse de un carcinoma in situ, ya que ambas se presentan en poblaciones similares, con factores de riesgo y presentaciones clínicas iguales. La forma de hacer el diagnóstico es mediante la histopatología. Si crees tener alguna dolencia que se parezca a la descrita, no dudes en contactar con tu especialista de confianza.

Deja un comentario