Bulto en el pene, ¿qué pueden ser?

bulto en el pene
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Entre la comunidad masculina es frecuente este descubrimiento: «Tengo un bulto en el pene, ¿será grave?». Bultos o lesiones que aparecen sin ninguna causa aparente. Y aunque no causen síntomas o no produzcan ninguna molestia, generan ansiedad y miedo en quien las presenta. Aquí os dejamos algunas causas de bultitos en el glande que vemos con mayor frecuencia en nuestra consulta andrológica de Men Solutions.

«Me ha salido un bulto en el pene»: puede ser verrugas genitales

Las verrugas genitales son un ejemplo de bolitas en el pene: estas lesiones redondeadas pueden tener varios lóbulos y aparecen casi de un día para otro. Rara vez o ninguna producen síntomas, sin embargo, como hemos dicho, son materia de preocupación. Las verrugas genitales no solo pueden aparecer en el pene, sino, en cualquier parte del aparato genital, bolsas escrotales, por ejemplo, o alrededor de la zona.

Algunas cremas pueden ser útiles para un pene con verrugas. Sin embargo, la mayoría son causadas por un virus llamado Virus del papiloma Humano que en los hombres se comporta de manera benigna. No así en las mujeres. Se puede utilizar crioterapia, cauterización con calor o directamente la escisión quirúrgica. Pero, al ser de etiología viral, pueden volver a aparecer o hacer recidiva.

Las bolitas en el pene también pueden ser granos de fordyce

Como ya hemos contado anteriormente, los granos de Fordyce son bultitos perlados, blancos o transparentes que se localizan a lo largo del pene y que son de naturaleza benigna en el 100% de los casos. No requieren tratamiento, aunque generalmente el hombre desea eliminarlos por cuestiones estéticas.

Lo hacemos con láser. Aunque un grano blanco en el pene de esta clase puede volver a aparecer. No tienen una causa aparente y no producen ningún problema de salud.

Un grano en el tronco del pene puede ser indicativo de enfermedad de la Peyronie

En Men Solutions brindamos mucha información acerca de esta enfermedad, que está infradiagnosticada y cuyo tratamiento no está del todo claro en la comunidad científica. Consiste en la aparición de un grano en el tronco del pene o más bultos que de acuerdo a su tamaño y localización pueden provocar curvatura del pene, acortamiento del mismo e incluso disfunción eréctil que puede llegar a ser severa.

Se trata de la aparición de placas fibrosas en la capa albugínea de los cuerpos cavernosos, o en la fascia de Buck. Aquí baste decir que debemos instaurar tratamiento sobre cómo tener el pene recto cuanto antes a fin de evitar que avance y de complicaciones. La causa generalmente suele ser un traumatismo inadvertido o advertido durante las relaciones sexuales. Sin embargo muchas veces la causa nunca llega a determinarse.

Espinillas o pápulas perladas, otra clase de bultitos en el glande

Estos bultitos son frecuentes y siendo pequeños y benignos, pocas veces necesitan tratamiento. Las también llamadas glándulas Tyson pueden llegar a infectarse dando lugar a tratamiento antibiótico y en casos severos, podemos intervenir con una cirugía menor para drenar el material purulento acumulado. Pero, repetimos, esta clase de bulto en el glande generalmente no requiere tratamiento alguno.

Sarpullido o grano en pene, posible síntoma de liquen plano

Si has llegado aquí pensando «me ha salido un bulto en el pene, ¿qué puede ser?», tenemos que hablar del liquen plano. Esta es una lesión también benigna, que asemeja a la infestación por hongos, ya que incluso provoca prurito o picazón intensa de la zona en cuestión. El tratamiento normalmente se hace con corticoides tópicos y suele desaparecer en pocos días. Sin embargo, la tensión emocional, la falta de sueño, el estrés y la angustia son capaces de provocar la aparición nuevamente.

A veces se requiere la interconsulta con dermatología para afinar el diagnóstico de un grano en pene de esta índole.

«Tengo un bulto en el pene»: si cambia de aspecto puede ser cáncer de pene

La aparición de una lesión única en cualquiera de las zonas del pene, que no tenga bordes definidos, que cambie de morfología en poco tiempo, que se acompañe de secreción o que cause dolor, debe ser investigada rápidamente ya que podría tratarse de un cáncer de pene. Aunque felizmente, esta forma de cáncer es bastante infrecuente.

Cuando detectamos una lesión sospechosa de cáncer, debemos inmediatamente transferir al paciente al servicio de oncología para su evaluación profunda y posterior tratamiento.

Deja un comentario