Diferencia entre penes de sangre y de carne. ¿Cuál es la explicación médica?

penes de sangre
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Es increíble la cantidad de hombres que preguntan en consulta sobre el tamaño de su pene y de si es normal o es más pequeño de lo que debería ser. Por otro lado, hay quienes ostentan un pene de dimensiones mayores de lo habitual, cosa de la que se sienten muy orgullosos y contentos. Un término no científico que ha gozado de expansión en los últimos años es el de penes de sangre frente a penes de carne. Pero, ¿a qué se refieren ambas expresiones y cuál es la explicación médica? ¿Cómo influyen en los tipos de erección masculina? ¡Os lo explicamos!

Penes de carne y penes de sangre, el último paso en la obsesión por el tamaño del miembro

Es una constante mundial el hecho de comparar el tamaño de los penes desde que entramos a la pubertad, y quien lo tenga más grande en reposo sería el “ganador”, el “macho alfa” o “macho ibérico”. Por supuesto, la llamada de atención es cuando el pene está en estado de reposo o flacidez, sin excitación. En estado basal, vamos.

Allá vamos con la explicación al muy comentado y buscado pene de carne y de sangre. ¿quién gana y quién pierde?

La diferencia entre pene de carne y de sangre reside en los cuerpos cavernosos

Se ha dado en llamar pene de sangre a aquel miembro que por su estructura anatómica tiene los cuerpos cavernosos más delgados, por lo que finalmente son capaces de aceptar mayor volumen sanguíneo dentro de estas estructuras durante la erección. Consiguiendo con esto una dureza completa en la erección y aumentando su tamaño a casi el doble que el que tiene en estado de reposo.

Por otro lado se denomina pene de carne a aquel miembro que contiene cuerpos cavernosos más gruesos y “carnosos” haciendo que el tamaño en estado de flacidez del pene sea mayor o se vea más grande y grueso. Por el contrario, el volumen sanguíneo que reciben durante la erección no es precisamente alto, ya que no hay espacio dentro de los cuerpos cavernosos para ello. Finalmente, las erecciones pueden ser débiles o no llegar a tener una dureza firme, y tampoco es que consigan el doble de su tamaño en erección, como si puede suceder con los penes de sangre.

Esta es la principal diferencia entre pene de carne y de sangre, pero ¿alguno de los dos goza de superioridad frente al otro?

Entonces, si hay que elegir entre pene de sangre y de carne, ¿es mejor el más pequeño?

Probablemente esta pregunta parezca algo irónica. Pero lo cierto es que los penes de sangre funcionan mejor en las erecciones que los penes de carne”, por el volumen de sangre que son capaces de aceptar con la excitación.

Cómo será la preocupación de nuestros pacientes por el tamaño de su pene, que hace años nos vimos obligados a hacer un vídeo aclarando el tema, al que titulamos: ¿El tamaño del pene importa?

Os dejo el link por aquí:

Mientras tu pene funcione normalmente y sea capaz de brindar satisfacción sexual a tu pareja no tienes de qué preocuparte. Deberás preocuparte si las erecciones no son totales o suficientes, o no son duraderas; al margen del tamaño. Disfruta de tu vida sexual con tu pene de sangre y de carne, ya que mientras satisfagas a tu pareja, el tamaño puede carecer de importancia. ¡Consúltanos cualquier duda que tengas!

Deja un comentario