Desmayo por orgasmo, ¿es posible?

desmayo por orgasmo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El sexo no siempre es placentero sin más. A veces surgen problemas, inconvenientes e incluso dolencias. Un ejemplo es la cefalea orgásmica. Rara vez podemos ver en consulta a personas que cuentan haber sufrido un mareo o desmayo por orgasmo, es decir, durante el mismo o inmediatamente después de experimentarlo. Pero existen. ¿Has sufrido alguna vez mareos durante las relaciones o simplemente quieres saber más sobre el tema? Te lo contamos a continuación.

Características del desmayo por orgasmo

Es una condición que nos lleva a realizar una valoración exhaustiva del comportamiento del sistema cardiovascular principalmente en dichos sujetos.

El desmayo en el coito puede suceder aisladamente, es decir, solo una vez o rara vez, pero puede suceder que se dé muchas veces, incluso cada vez que se llega al clímax o al orgasmo. En otras ocasiones, puede suceder este desmayo o mareo durante el acto sexual. Son varias las condiciones en las que puede suceder este hecho y como hemos dicho antes, requiere de una valoración médica profunda. Para los que se preguntan «¿por qué me mareo al tener relaciones?», ahí van algunas respuestas.

Causas del desmayo en el coito: ¿por qué me mareo al tener relaciones?

Las causas de desmayarse después de hacer el amor son variadas. La más frecuente es deshidratación o falta de alimento previos al coito. Como sabemos, se consumen gran cantidad de energías durante el acto sexual y si previamente nos encontramos deshidratados o con bajos niveles de azúcar en sangre, es posible que ocurra un desmayo o un mareo intenso durante el orgasmo.

La mejora del ritmo cardiado es uno de los beneficios de un orgasmo. Pero si este va acompañado de un desmayo puede deberse precisamente a alteraciones del ritmo cardiaco: esta es una condición bastante más seria y solemos descubrirla en una valoración profunda del aparato cardiovascular. Como ejemplo pondremos las alteraciones en la conducción del impulso eléctrico del corazón, que como sabemos trabaja con electricidad de forma permanente durante toda nuestra vida. Si ese impulso eléctrico, se ve alterado en algunas de las fibras de conducción del corazón, entonces, al realizar esfuerzo físico más o menos intenso, el oxígeno no llega de forma adecuada al cerebro, ocasionando mareos o incluso desmayos. A esto se le denomina síncope. Y es materia de estudio y tratamiento por un especialista en cardiología.

Estrés, ansiedad o histeria figuran entre las causas comunes del desmayo al eyacular: otras veces, nuestra mente es la que nos juega una mala pasada durante el coito o durante el orgasmo. A veces, el estado emocional severamente alterado puede ocasionar que el individuo afectado experimente sensación de mareos o desmayo, directamente. No es muy común, pero lo hemos visto.

Ortostatismo e hipoxia voluntaria, entre los motivos del desmayo en el coito

Existen fármacos que generan un fenómeno llamado ortostatismo, que significa que cuando la persona hace movimientos intensos y bruscos, la sangre no llega bien al cerebro, y con ella, el oxígeno, generando mareos e incluso la pérdida de conocimiento. Algunos fármacos como los anti hipertensivos, generan esta condición como efecto colateral indeseable. De ahí la importancia de solicitar al paciente, toda la información acerca de los medicamentos que está tomando y para qué.

Por otro lado, sabemos de una práctica extrema consistente en impedir la llegada de oxígeno al cerebro durante el orgasmo, mediante diferentes métodos, ya sea ahorcamiento, uso de una bolsa en la cabeza que impide la respiración, de una soga o corbata. Esta práctica, llamada hipoxia voluntaria durante el orgasmo, es bastante arriesgada y llevada a los límites de la cordura consigue incrementar y en mucho el placer durante el clímax. Sin embargo, los accidentes se han producido en todas partes del mundo y desaconsejamos totalmente su uso. Se conocen los casos de famosos, pero la gente común y corriente que realiza esta hipoxia voluntaria durante el coito es mucha, y por supuesto, no nos entramos de ellos.

En resumen, si alguna persona experimenta alteración de la co0nciencia, mareos, o directamente la inconciencia o desmayo tras orgasmo, es imprescindible que acuda a un especialista cuanto antes, a fin de determinar o descubrir por qué está sucediendo y ponerle remedio. ¿Te has quedado con dudas? ¡Contacta con nosotros!

Deja un comentario