¿Cómo vencer el miedo a fallar sexualmente?

El miedo a no dar la talla en la cama, los miedos a fallar sexualmente son muy comunes y han existido desde siempre. ¿Quieres descubrir cómo superarlo?

Hasta hace relativamente pocos años, el sexo era un tema públicamente tabú, del que no solía hablarse más allá de los ámbitos más restringidos. Y como tabú que era, el miedo a fallar sexualmente aparentemente no existía.

Por suerte los tiempos cambian y hoy en día la sexualidad se encuentra mucho más extendida. El sexo ha dejado de ser ese tema delicado, para pasar a ser algo de lo que se habla mucho más abiertamente en diferentes ámbitos.

Pero como todo, esta sexualidad más extendida tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. El que sea un tema más hablado lleva a que se extiendan diversas ideas o conceptos que pueden ser tomados como dogmáticos.

¿Qué es?

Entendemos el miedo a fallar sexualmente como el temor del hombre de no cumplir con su papel de virilidad. En ocasiones, el bloqueo sexual puede ser tan grande que se transforma en pánico a la intimidad y relaciones de pareja. Inquietudes como estas son uno de los mayores aliados de la impotencia sexual, especialmente de los problemas relacionados con la disfunción eréctil.

El temor puede venir marcado como el miedo al fracaso, esto es, fracasar en tus relaciones sexuales con tu pareja, pensar en el miedo a no poder satisfacer a la otra parte.

Es el miedo a fracasar lo que hace que no disfrutemos plenamente de nuestras relaciones sexuales, no nos dejemos llevar. Implica que tengamos nuestra cabeza pensando constantemente en no fracasar, y eso precisamente es lo que puedo conducirnos al fracaso.

¿Cuáles son los principales miedos?

Todos tenemos nuestros miedos. Y hay tantos miedos como hombres. Pero al final, el origen de todos éstos tiene sus límites. Vamos a destacar los principales causantes de que te paralices en uno de los mejores momentos. Así, sabrás cómo superar tu miedo a fallar sexualmente.

  • Uno de los grandes es el tema de la impotencia sexual. En la actualidad existen infinitos tratamientos.
  • Problemas como el llamado gatillazo” o la eyaculación precoz son temas generalmente tratados con sorna entre los grupos de amigos, que pueden generar cierto miedo a padecer dichos problemas.
  • La disfunción eréctil, otro de los temores más arraigados entre hombres. Hoy en día la D.E. tiene tratamiento sin tener que medicarse, sin cirugía y totalmente indoloro.
  • El miedo a no dar la talla en la cama es otro de los grandes. Parte de este pánico se encuentra en una educación sexual basada en ideales de la industria del cine, en la inseguridad, falta de autoestima o problemas más personales de índole psicológica.

¿Cómo superar los miedos sexuales?

Muy bien, ahora que te hemos metido la intranquilidad en el cuerpo, no te preocupes. ¡Desde hoy sabrás cómo vencer el miedo a fallar sexualmente!

Para poder disfrutar plenamente del sexo y dejar atrás el miedo a sufrir impotencia sexual es importante:

  • Huir de la imagen preconcebida de la virilidad sexual masculina.
  • Olvidar el mito de “mayor erección durante el mayor tiempo posible y retrasar la eyaculación hasta el momento adecuado”.
  • Tener en cuenta que existen muchos factores, internos y externos, que pueden afectar a nuestras relaciones sexuales.
    • El cansancio
    • El estrés
    • El haber ingerido productos como el alcohol
    • Estar tomando cierta medicación, etc.,

Todo ello puede afectar a nuestras erecciones o a la duración de nuestros encuentros sexuales. Y será algo normal.

  • Repetir lo que consideremos como mala experiencia sexual que te haya ocurrido en el pasado. No dejes que el mal momento de haber sufrido una pérdida de erección, o haber eyaculado demasiado pronto, en el pasado te lleve a huir de los encuentros sexuales. El temor a que eso pueda volver a ocurrir puede enquistarse en la mente y conseguir que esa idea se transforme en un bloqueo sexual, conduciendo a que ocurra una y otra vez.

En definitiva lo que mejor podemos hacer es intentar apartar ese miedo a fallar de nuestra cabeza e intentar disfrutar plenamente del sexo sin ningún tipo de complejo. Una buena solución puede ser hablar con nuestra propia pareja de esos miedos que nos rondan la cabeza.

Pero si los problemas permanecen y empezamos a sufrir problemas de erección o de eyaculación de manera crónica lo mejor es acudir a un especialista para que puede diagnosticar la causa de nuestro problema y elegir el mejor tratamiento posible para su paliación.

Recuerda que el encuentro sexual NO es un examen, es un momento de placer y disfrute de dos, que se comparte y solo se puede alcanzar estando relajado.

Ahora ya sabes cómo vencer el pánico de fallar sexualmente 😉

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario