Diabetes y disfunción eréctil: ¿hay relación?

diabetes y disfunción eréctil
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Hay relación entre diabetes y sexualidad masculina? La hay. Esta enfermedad, que afecta a entre 5 y 6 millones de personas en España, perjudica especialmente a los hombres en lo que se refiere a su vida sexual. Diabetes y disfunción eréctil pueden ir muchas veces de la mano, y aquí es donde surgen las dudas frecuentes: ¿es verdad que la diabetes provoca impotencia? ¿Qué puede tomar un diabético para tener una erección? ¿Es reversible la impotencia por diabetes? ¡Descubrámoslo!

Diabetes y disfunción eréctil: ¿cuál es la relación? ¿Podemos afirmar que la diabetes provoca impotencia?

La Diabetes Mellitus es una enfermedad muy frecuente, más aún con los desórdenes alimenticios actuales. Y más en el hemisferio occidental. Genera un sin número de complicaciones y entre ellas, la Disfunción Eréctil. Al fin y al cabo las patologías vasculares son una de las principales causas de la impotencia; ya que no olvidemos, que la correcta circulación de la sangre es necesaria para lograr una correcta erección.

La diabetes, especialmente la de tipo II, produce un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, lo que se conoce como hiperglucemia, lo que provoca que ésta no pueda entrar en las células. Este aumento de la glucosa produce que los nervios, los encargados de transmitir las órdenes del cerebro al resto del cuerpo, comiencen a verse afectados. Esto es lo que se denomina neuropatía diabética. A su vez este fenómeno puede afectar a los vasos sanguíneos del pene, los nervios y el tejido eréctil, dificultando así la posibilidad de lograr una erección. En algunos estudios se estima que en torno a un 50% de esos pacientes la diabetes provoca impotencia. De hecho en muchos casos la propia impotencia o disfunción eréctil es uno de los síntomas de la diabetes. Por tanto esos problemas de erección por diabetes son consecuencia y a la vez síntoma.

problemas de erección por diabetes

Soy diabético y tengo problemas de erección, ¿qué hago? Diabéticos con impotencia, esto os interesa

En casos de diabetes impotencia es un fenómenos que puede asustar, pero no debéis temer, porque tiene cura. Lo principal sobre todo, si sufres de diabetes, es mantener el cuidado y vigilancia de la enfermedad día a día, ya que si no se trata los problemas pueden agravarse muy seriamente. Es importante vigilar diariamente tus niveles de glucosa.

Lo primero de todo, como siempre, es acudir a un médico especialista y no automedicarse, pues algunos medicamentos pueden ser contraproducentes para algunos diabéticos. Es importante igualmente llevar unos hábitos de vida saludable como:

  • Comer sano
  • Hacer ejercicio
  • Dejar de fumar
  • Reducir el consumo de alcohol

¿Qué puede tomar un diabético para tener una erección? Medicamentos orales para los problemas de erección por diabetes

El proceso es sencillo. Tras los estudios y análisis realizados previamente, el especialista te ofrecerá el mejor tratamiento disponible para tu caso de diabetes e impotencia. Los diversos tratamientos pueden ser orales. Estos medicamentos, como pueden ser el Sildenafil (más conocido como viagra), inhibidores de la fosfodiesterasa, como el Tadalafilo o el Vardenafil, están destinados a aumentar y normalizarlos niveles de testosterona y equilibrar la glicerina.

Estos medicamentos aumentan y facilitan el paso del flujo sanguíneo hacia los vasos del pene para lograr la erección. Han de tomarse entre 45 y 30 minutos antes de realizar la actividad sexual. Pero hay que tener en cuenta que llevan asociados efectos secundarios como pueden ser mareos y dolor de cabeza. ¿Qué más opciones tenemos para los diabéticos con impotencia?

La disfunción eréctil por diabetes tiene cura: ondas de choque y PRP, eficaces para combatir la relación entre diabetes e impotencia

Si los medicamentos por vía oral no resultaran eficaces, podría optarse por la aplicación de inyecciones en la base del pene de medicamentos que, al igual que los orales, ayudan a facilitar el flujo sanguíneo. ¿Cómo un diabético puede tener una erección? Aquí contemplamos cuatro alternativas:

  • Uno de los tratamientos que se han mostrado más efectivos en los últimos años para la disfunción eréctil con diabetes, es el tratamiento con ondas de choque. Consiste en transmitir ondas de baja energía y alta frecuencia en la zona de los cuerpos cavernosos para crear nuevos vasos sanguíneos.
  • Otro de los tratamientos más innovadores es el del PRP peneano, un tratamiento basado en la regeneración de tejidos mediante factores de crecimiento contenidos en las plaquetas del propio paciente.
  • Puede optarse también por el uso de bombas de vacío o bombas de pene. Esta bomba es un tubo hueco que se coloca sobre el pene, y mediante una bomba manual o automática se va extrayendo el aire de su interior, lo que hace aumentar el flujo sanguíneo del pene y lograr una erección.
  • Como última opción, si ninguno de los tratamientos anteriores mostrara resultados, sería la intervención quirúrgica, consistente en la implantación de una prótesis o implante de pene.

«Soy diabético y tengo problemas de erección«: así se presentan muchos de nuestros pacientes. Lo más importante es mantener cuidada tu enfermedad día a día, y no tener miedo de hablar con tu médico: la disfunción eréctil por diabetes tiene cura, solo has de encontrar el tratamiento más adecuado para ti. Lo peor que puedes hacer es no tratar tus problemas, ya que con el tiempo pueden ir agravándose. Además es muy recomendable ir con tu pareja al médico especialista para que así se tenga en cuenta el problema de la enfermedad por medio. Si tienes ganas de poner fin a este problema de una vez, contáctanos en el 900 823 533, escríbenos o ven a vernos en Madrid o Sevilla. ¡Y recupera tu ritmo sexual!

Deja un comentario