Dietas sexuales: adelgazar disfrutando a lo grande

La dieta sexual  es lo último para bajar de peso sin pasar hambre y todo ello, ¡disfrutando en pareja!

Ahora que acaban de terminar las fiestas navideñas, seguro que muchas personas se encuentran preocupadas por los excesos cometidos durante esos días. Las comidas y cenas copiosas, alcohol, y por supuesto los tradicionales dulces navideños, que tienen de todo excepto ser sanos y dietéticos, pasan factura. Todo esto sumado se traduce en el aumento de algún que otro kilo que queremos intentar perder cuanto antes. No es de extrañar que llegue el momento de las famosas dietas y que el mes de enero sea el mes en el que aumenten los ingresos en los gimnasios.

Recientemente se ha puesto de moda en Estados Unidos, a raíz de la publicación del libro The Ultimate Sex Diet (La última dieta del sexo) de Kerry McCloskey. Esta mujer, que no es especialista en nutrición, asegura que gracias a lo que ella llama “dieta del sexo” o “sexercicio” ha perdido 10 kilos con la realización de 29 ejercicios sexuales que propone.

Qué es la dieta sexual

Puede que, a raíz del libro o a lo prometedor del método, la dieta sexual es una de las más comentadas este año. ¿A quién no le gustaría bajar de peso, sin tener que pasar por dietas restrictivas, ni exprimirse en el gimnasio? La clave de la dieta sexual son jornadas de sexo intenso. Cuanto más intenso y de calidad, más calorías se gastan, se liberan más endorfinas y se reduce la ansiedad. Pero, ¿es tan efectiva como la describen? ¿realmente el sexo adelgaza?

Efectividad de la dieta sexual

El sexo no deja de ser una actividad física, y como en cualquier actividad de este tipo, su realización supone un desgaste de energía y calorías. Durante las relaciones sexuales entran en funcionamiento todos nuestros grupos musculares y nuestras pulsaciones cardíacas aumentan considerablemente, pero es difícil calcular el número de calorías quemadas.

Según algunos especialistas, una actividad sexual de unos 20 minutos de duración puede quemar unas 140 calorías, lo que se asemejaría con estar caminando durante el mismo tiempo o a correr unos 10 minutos. Todo depende de la intensidad, de la duración y del peso, edad y metabolismo de cada persona.

Con los datos anteriores podemos afirmar que una relación sexual de una duración media de 15 a 20 minutos no supone una gran reducción de peso, pues subir un par de tramos de escalera o realizar un pequeño paseo suponen una mayor actividad física. Por eso el sexo no debe ser visto en este sentido como un sustituto del ejercicio y de la actividad física, sino más bien como un complemento a dicha actividad. Además, la práctica del ejercicio puede conllevar una mejor actividad sexual.  

Para que la pérdida de peso sea efectiva realizando exclusivamente la actividad sexual, deberían realizarse al menos 3 encuentros sexuales diarios con unan duración superior a los 20 minutos. Aunque parezca difícil, lo cierto es que se trata de una actividad física mucho más entretenida y placentera y además otro beneficio es que se realiza en pareja. Tanto con el sexo como con el ejercicio también se liberan endorfinas, que nos dan una sensación de bienestar, mejoran nuestro estado de ánimo y pueden ayudar a evitar situaciones de estrés o de depresión.

Cómo adelgazar con la dieta del sexo

Como ves, realmente, la dieta sexual no es una dieta como tal. Más bien, se trata de llevar una vida más activa también en la cama. ¡Ojo! No por ello deja de ser una forma divertida de bajar de peso en pareja. Y es que, además colabora en:

  • La liberación de endorfinas mejora el estado de ánimo.
  • La intimidad del ejercicio invita al deseo de tener un mejor aspecto físico.
  • Mejora la actitud de cara a la pérdida de peso.

Para que la sex diet sea efectiva, hay que incorporar a nuestro estilo de vida ejercicio físico. Tanto de cardio como de suelo pélvico (como los ejercicios de Kegel) y flexibilidad.  Este cambio de rutina mejorará nuestro rendimiento debajo de las sábanas y permitirá experimentar más posturas y sentir más placer.

Alimentos para una dieta sexual de 10

Lo mismo ocurre con la alimentación para la efectividad de la dieta sexual. No planteamos una dieta restrictiva, sino un menú repleto de alimentos para potenciar el desempeño sexual en pareja, ¿te atreves?

En Men Solutions te proponemos ir más allá incorporando a tu dieta alimentos que potencien los “sexejercicios”. ¿Cómo?

Ya hemos hablado de los beneficios de la dieta mediterránea para prevenir la disfunción eréctil.

También podéis ir probando alimentos afrodisiacos. Son más saludables y naturales que las comunes grasas saturadas, y mejorarán la salud de ambos. Algunos ejemplos de éstos:

  • Espárragos: mejora la liberación de histamina, mejorando el orgasmo tanto para ellos como para ellas.
  • Fresas: el clásico más sensual que facilita la actividad sexual.
  • Granada: su zumo se considera tan potente como el viagra.
  • Vino y cava: sube la temperatura sexual y es uno de los mejores estimulantes. Pero no debemos pasarnos por su contenido de alcohol y efectos en la disfunción sexual.
  • Aguacate: ya los aztecas lo llamaban como “árbol de los testículos”. Mejora el sistema inmunológico y es una fuente de nutrientes.
  • Chocolate: El chocolate negro no solo es saludable, también es un delicioso potenciador del deseo. Sácalo de tu lista de alimentos prohibidos, porque en la dieta sexual el chocolate sí que está permitido.
  • Sandía: Vasodilatador natural que aumenta la erección de los hombres y la excitación.
  • Jengibre: aumenta el deseo sexual y el placer.
  • Canela: aumenta el deseo sexual con un efecto térmico.
  • Zanahorias: al alcance de todos. Su contenido de vitaminas potencia la producción de hormonas sexuales y nos protege del envejecimiento prematuro del aparato reproductor.
  • Plátanos: No solo su aspecto y cantidad de energía que aporta. Su contenido de bromelina mejora la producción de testosterona.
  • Rúcula: afrodisíaco por excelencia para los antiguos romanos, si la condimentas con albahaca, el efecto será más potente.
  • Miel: potencia el deseo femenino y masculino. Úsala como sustituto del azúcar.
  • Ostras: el producto afrodisíaco por excelencia, aunque no para el día a día 😉

Otros alimentos para mejorar la erección que puedes incorporar a tu dieta sexual

  • Nueces
  • Salmón y otros pescados azules
  • Café
  • Tomates o zumo de tomate

¿Cómo hacer dieta sexual?

Como decíamos, quizás sea difícil perder esos kilos ganados durante las navidades solo con el sexo, lo ideal sería implementarlo a nuestro plan para perder peso:

  • Combinar la actividad sexual con una dieta sana y equilibrada.
  • La realización de algún tipo de ejercicio, al menos de 30 minutos al día, cuatro días a la semana.

Estar más sanos nos ayudará a potenciar nuestra actividad sexual y disfrutar mucho más de ella, así como prevenir posibles disfunciones sexuales. Si todo ello lo combinamos con alimentos que mejoran la erección y el placer sexual, solo falta lo más importante…

¡No olvidéis de disfrutar! Y si una disfunción sexual os lo impide, en Men Solutions tenemos solución para todo tipo de casos y puedes escribirnos sin compromiso.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario