Qué es la difalia y cuál es el tratamiento

difalia

Hoy vamos a tratar un problema congénito que se produce en el feto durante las primeras semanas o el primer mes de gestación. Es la Difalia, o la presencia de dos penes en el nuevo ser humano, por una falla en el desarrollo de los genitales masculinos.

Esta malformación congénita es muy rara, afortunadamente.

Tipos de Difalia

La Difalia puede ser de tres tipos, dependiendo del nivel de desarrollo de los dos penes.

  • Difalia completa: Cuando existen dos penes completos y dos uretras. Los dos penes tienen completa funcionalidad por separado. Es el caso menos frecuente de los tres y suele darse junto a otras duplicidades (riñones o intestinos).
  • Difalia incompleta: Existen dos glandes y una sola uretra.
  • Pseudodifalia: Cuando existen dos penes, pero uno no tiene estructura alguna, es decir, está vacío.

Causas de Difalia

Es muy difícil hablar de causas en este tipo de problemas. Tanto es así que no han sido aclaradas hasta el momento. Probablemente porque al ser una malformación embrionaria muy infrecuente, no hay investigación suficiente al respecto. Lo único que se puede apuntar es que es un fallo en el momento de la formación de los genitales del feto.

Lo que sí es más común en las primeras semanas o el primer mes de la gestación es que existan otras malformaciones. Algunas de ellas duplican otros órganos como riñones, intestinos o la presencia de espina bífida. Aunque tampoco hay mucha información respecto a las causas de estas situaciones.

Prevención

Si es complicado apuntar las causas de las malformaciones, la prevención es imposible. Si no hay una manera de descubrir las razones por las que suceden estos problemas, no existirá una manera de evitarlo. Es necesario apuntar que practicar determinadas posturas sexuales durante el embarazo o que las condiciones del embarazo lo hagan más delicado no tienen relación con estas malformaciones.

Una vez haya sucedido, podemos averiguar si nuestro descendiente tiene Difalia desde los primeros meses de gestación gracias a las ecografías 4D, que presentan imágenes muy nítidas y claras. Este procedimiento diagnóstico también nos permite ver, en tiempo real, si existen otras malformaciones en el feto o deformaciones como el labio leporino o el pie zambo.

Tratamiento de Difalia

La intervención quirúrgica es la única posibilidad de corregir esta malformación congénita. Esto es posible, siempre y cuando sea posible. A veces, la malformación es de tal forma y magnitud (por involucrar duplicidades en otros órganos) que no permite una cirugía correctiva por la complejidad.

En cualquier caso, la opinión de un urólogo-andrólogo con amplia experiencia quirúrgica en reconstrucción genital es importante. Nunca te dejes llevar por consejos que no sean de un experto.

Deja un comentario