Disfunción eréctil y problemas de corazón, ¿existe relación?

disfunción eréctil y problemas de corazón
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Te vamos a contar algo que probablemente nadie te haya dicho jamás: el pene y sus cuerpos cavernosos son una extensión directa del aparato cardiovascular. Sí, anatómicamente y funcionalmente, es una extensión directa. Por ello, cualquier vinculación entre enfermedades cardiovasculares y disfunción eréctil, como que la sangre no entre de forma suficiente y eficiente al pene para conseguir o mantener una erección, le hará saber al médico tratante que habría que revisar tu corazón. Algo no muy bueno puede estar sucediendo. Sigue leyendo para conocer más detalles sobre la relación entre disfunción eréctil y problemas de corazón.

Disfunción eréctil y problemas del corazón: la primera actúa como síntoma centinela

Por lo dicho anteriormente se deduce que ante cualquier alteración a nivel de las erecciones es indispensable enviarte al cardiólogo. ¿Y podría darse el proceso inverso? O sea, que se produzca disfunción eréctil por el corazón y sus patologías derivadas. La respuesta a esta pregunta es: definitivamente sí.

Hagamos un repaso a los factores que originan problemas en el corazón:

  1. Obesidad.
  2. Sedentarismo.
  3. Hipercolesterolemia (colesterol elevado): la relación entre colesterol e impotencia está más que demostrada.
  4. Enfermedades metabólicas como la Diabetes Mellitus.
  5. Consumo de tabaco/alcohol de manera excesiva.

Y estos factores están presentes en varios problemas cardiacos, como son la enfermedad de las arterias coronarias: infartos, angor pectoris; hipertensión, Arterioesclerosis, etc. No es casualidad que sean los mismos factores que desencadenan una disfunción eréctil toda vez que el  pene pertenece funcionalmente y anatómicamente al aparato cardiovascular.

Disfunción eréctil por fuga venosa, la excepción

Quizá sea este el único caso en que la falta de erecciones efectivas sea debida al escape de sangre de los cuerpos cavernosos durante la erección, en la que no existen necesariamente problemas a nivel cardiaco. Se presenta en hombres jóvenes generalmente.

La Fundación Española del Corazón alerta ante esta asociación nefasta entre disfunción eréctil y cardiopatías declarando que la disfunción eréctil debe alertar acerca de problemas cardiacos. Aquí se discute que hombres a partir de los 40 años que presenten problemas de erección deberían ser evaluados en profundidad para descartar cualquier problema del corazón en estadios tempranos y así mejorar el pronóstico.

Disfunción eréctil y cardiopatías: definitivamente hay relación

¿Y en cuanto a la relación entre disfunción eréctil e infarto? Cuando un hombre ha padecido esto, sufre de hipertensión arterial, arritmias cardiacas o cualquier otro problema relacionado con el corazón, va a recibir menor o deficiente riego sanguíneo a nivel de los cuerpos cavernosos del pene originando disfunción eréctil. Pero existe un problema adicional. Los medicamentos recetados para tratar dichos padecimientos cardiacos trabajan a nivel de todas las arterias del cuerpo, alterando en muchísimos casos el funcionamiento normal de las erecciones más temprano o más tarde.

Es un desafío inmenso para nosotros los andrólogos tratar a estos pacientes, puesto que debemos adecuarnos a trabajar a contracorriente con estos medicamentos. De hecho, nosotros no vamos a suspender o alterar las dosis recetadas por los cardiólogos en ningún caso. Lo que sí tenemos que hacer es barajar posibilidades de mejorar las erecciones de estos pacientes, aun ingiriendo drogas cardiovasculares, y para eso trabajamos con un método extraordinario que provoca la “neovascularización del pene” llamado Ondas de Choque de Baja energía y alta frecuencia con resultados excelentes en este grupo de pacientes.

Puedes ampliar información sobre este y otros tratamientos en el siguiente vídeo:

No dejes tus problemas de impotencia y corazón en manos inexpertas y mucho menos en manos inescrupulosas. Habla con tu cardiólogo de confianza y tu andrólogo certificado y con amplia experiencia y resultados eficaces. Ellos te guiarán sin riesgo, manejarán los medicamentos de tal manera que no te afecten y que puedas conseguir una vida sexual normal, plena, feliz y sin complejos ni inferioridades.

Porque se puede corregir esa relación entre insuficiencia cardiaca e impotencia. Un hombre a quien le ha dado un infarto no quiere decir que tenga que abandonar su sexualidad. Ponte en contacto con nosotros escribiéndonos a info@mensolutions.es o llamándonos al 900 823 533 y resolveremos todas tus dudas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos Relacionados

Deja un comentario