disfunción eréctil y el descenso de la líbido

Disfunción Eréctil y Descenso de la Libido

 ¿Están relacionadas la disfunción eréctil y la perdida de la libido? La impotencia sexual masculina, la disfunción eréctil, puede estar causadas por numerosos factores, tanto psicológicos, como vasculares, endocrinos, etc.

Disfunción y deseo sexual

 Aunque el descenso de la libido, la pérdida o disminución del deseo sexual, puede ser una causa de la disfunción eréctil, no siempre han de estar relacionadas. Es cierto que tanto la disfunción eréctil como el descenso de la libido suelen darse a ciertas edades, especialmente a partir de los 50, en los que la producción de testosterona en los hombres empieza a reducirse, lo cual puede provocar que se reduzca el deseo sexual.

 Dicha reducción o pérdida del deseo sexual puede estar relacionado con la disfunción eréctil, puesto que si no existe ningún tipo de deseo sexual, o este es muy reducido, es más difícil que se produzca la excitación adecuada, y por la tanto más difícil que haya una erección. Ahora bien, el descenso de la libido no tiene por qué implicar que exista disfunción eréctil; y lo mismo ocurre a la inversa, que se sufra de disfunción eréctil no implica que no haya deseo sexual o que nuestra libido se haya visto mermada.

 Por lo tanto, aunque ambos problemas suelen darse con la edad, y pueden estar vinculados, no necesariamente han de ser uno causa del otro. Aunque se trata de un problema bastante grave, no deben preocuparse, tanto para uno como para otro existen diversas soluciones y tratamientos. Como ya hemos visto en diversos posts, la disfunción eréctil tiene muchos tratamientos, desde el uso de medicamentos, hasta el tratamiento con ondas de choque o la implantación de prótesis de pene.

 En los casos de pérdida o descenso de la libido, como ya hemos visto esto suele estar causado por el descenso en la producción de la testosterona. El tratamiento para ello puede ser una terapia de remplazo hormonal.

 Ante cualquiera de ambos síntomas, lo mejor es acudir cuanto antes a su médico o un especialista. Sobre todo, no debe dejarlo pasar, puesto que los síntomas pueden agravarse y el tratamiento que se requiera puede ser más complicado.

Para más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.