Enfermedades cardiovasculares y disfunción eréctil

enfermedades cardiovasculares y disfunción eréctil

Enfermedades cardiovasculares y disfunción eréctil tienen una gran relación. En Men Solutions te contamos los detalles de ésta.

Uno de los problemas sexuales más comunes que afectan a los hombres y quizás el que más preocupa, la disfunción eréctil también está vinculada a las enfermedades cardiovasculares aunque existen otras razones por las que puede producirse la disfunción eréctil, pudiendo ir desde el estrés, hasta enfermedades más graves pasando por el tabaquismo y disfunción eréctil por ejemplo. Por lo general, aunque también puede darse en varones jóvenes, la disfunción eréctil afecta a hombres mayores, sobre todo a partir de los 40-50 años, y en muchos de estos casos se pone en relación con problemas de tipo cardiovascular.

La disfunción eréctil como marcador de riesgo cardiovascular

No debemos olvidar que en el proceso de la erección, intervienen tanto el sistema nervioso como el sistema circulatorio, de ahí que los problemas cardiovasculares tengan una alta incidencia en la disfunción eréctil. De hecho, suele decirse que la aparición de problemas de erección puede ser uno de los primeros síntomas que indique la presencia de algún tipo de problema cardiovascular. De allí a que la disfunción eréctil y las enfermedades cardiovasculares pueden ser un indicador de la existencia de una u otra enfermedad. Es decir, la disfunción eréctil como marcador de riesgo cardiovascular es especialmente relevante (y alarmante).

Según los últimos estudios realizados, se ha observado que aquellos hombres que presentan una disfunción eréctil bastante grave o severa tienen mayores posibilidades de sufrir alguna enfermedad de tipo cardiovascular. Estos problemas pueden venir dados por el consumo de tabaco, llevar una vida sedentaria y una mala dieta, lo cual aumenta los problemas de obesidad y facilita la aparición de niveles altos de colesterol.

Enfermedades cardiovasculares y disfunción eréctil: ¿cuáles influyen más?

Las principales enfermedades cardiovasculares, o las más graves en relación con la disfunción eréctil son la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, las dislipemias, etc. Entre estas enfermedades, la hipertensión arterial es una de las más comunes, ya que afecta a uno de cada cuatro varones mayores de 50 años.

En los casos en los enfermedad cardiovascular y erección presentan una relación directa y conflictiva, el problema puede ser mismamente un síntoma de la propia enfermedad, y puede presentarse antes que se diagnostique el problema cardiovascular. No se sabe a ciencia cierta la causa de esto, pero según algunas investigaciones, esto puede deberse a que las arterias que se encuentran en el pene son más pequeñas y más sensibles que en el resto del sistema circulatorio, por lo que los problemas comenzaran a manifestarse primero en el pene.

Como veis, aunque muchos pacientes afectados por la disfunción eréctil tengan vergüenza de acudir a un médico o especialista, esto puede ser síntoma de un problema mucho más graves, por lo que no tengáis miedo o vergüenza y acudir a un especialista para ver y tratar el problema.

PIDE CITA AQUÍ

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

Deja un comentario