Erección débil: Causas y tratamiento

erección débil
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Sabías que cerca del 50% de los hombres mayores de 50 años padecen, o llegarán a padecer, alteraciones en la erección a nivel mundial? Pues sí, estos son los últimos datos de que disponemos y los puedes encontrar en cualquier reporte andrológico. Una erección débil es el primer síntoma de problemas.

Imagino que sí que sabe que para poder disfrutar de una relación sexual placentera, completa, excitante, satisfactoria, es imprescindible que el varón tenga una erección completa y, además, duradera.

En consulta recibimos muchísimos casos en los cuales, las erecciones del hombre no se consiguen en su totalidad, o que al conseguirse, no se mantienen el tiempo suficiente o adecuado para una buena relación sexual. Este problema médico es lo que se llama Disfunción Eréctil.

Causas de una erección débil

Para entrar en situación diremos que para que se consiga una erección, primero debe haber estimulación erógena de algún tipo. Desde manipulaciones, caricias, o simplemente, la imaginación.

El cerebro envía señales de excitación a las arterias dorsales del pene. Luego, éstas, reaccionan dilatándose de una forma dramática para poder llenar los cuerpos cavernosos de sangre y así, provocar una erección.

Ya sé que esta es una explicación muy sencilla de la fisiología de la erección, pero es suficiente para que el público no médico pueda entender cómo es que se produce una erección. Las causas de erecciones débiles son las siguientes:

  • Alteraciones en la capa muscular media de las arterias dorsales del pene (y en todas las demás arterias del cuerpos, seguramente).
  • Diabetes Mellitus: Esta enfermedad altera en primer lugar a los vasos sanguíneos muy pequeños, dificultando la irrigación.
  • Cardiopatías o enfermedades del corazón.
  • Toma de medicamentos vasoactivos, como los que se recetan para la Hipertensión Arterial.
  • Toma de medicamentos psiquiátricos: benzodiacepinas, antidepresivos y otros.
  • Fugas venosas: Esta causa es la más frecuente entre jóvenes y sanos, pero aparece sin que sepamos por qué exactamente. La sangre entra en volumen adecuado, pero se escapa por el sistema venoso, alterando la fuerza de la erección.
  • Obesidad.
  • Sedentarismo y falta de ejercicio físico.
  • Tabaquismo excesivo.
  • Consumo de alcohol abundante y frecuente.
  • Colesterol y demás grasas elevadas en sangre. Ya sabemos que estos lípidos se pegan a las paredes de las arterias, disminuyendo el volumen sanguíneo circulante.

Como podemos observar, las causas son muchas y variadas. Es imprescindible que el andrólogo especialista llegue al diagnóstico correcto, a fin de poder indicar el o los tratamientos idóneos para cada paciente. Incluso habrá pacientes que presenten como causa de alteraciones en la fuerza de la erección a más de una o dos de dichas causas.

Tratamientos para los problemas de erección débil

Tratamientos no invasivos

  1. Medicamentos: Estos pueden ser en forma de pastillas, los famosos inhibidores de la 5 fosfodiestera y fármacos para la disfunción erectil como: Viagra, Cialis, Levitra, Spedra, en sus diferentes dosis y concentraciones.
  2. Alprostadilo en crema (Viridec o Muse).
  3. Ondas de Choque de baja energía y alta frecuencia: Es una técnica no invasiva que provoca un fenómeno llamado «Neo vascularización» que consiste en que el cuerpo humano reacciona a este estímulo generando nuevos vasos sanguíneos mejorando muy mucho las erecciones propias y la respuesta a los fármacos mencionados líneas arriba.
  4. Láser de Alta Intensidad: En modo «Bioestimulación» consigue que los cuerpos cavernosos del pene regeneren sus tejidos vasculares, mejorando así las erecciones y la respuesta a medicamentos.
  5. Terapia Magnética: Esta técnica también consigue mejorar la irrigación del pene en un gran % de casos.

Tratamientos mínimamente invasivos

  1. Plasma Rico en Factores de Crecimiento o PRP: Este método llamado biológico, por cuanto utiliza la sangre y posteriormente el plasma del paciente, se inyecta en diferentes zonas del pene con la finalidad de regenerar los cuerpos cavernosos. Es altamente efectivo.
  2. Fármacos Intracavitarios: Estos medicamentos (alprostadilo) ejercen una acción vaso dilatadora local provocando una erección, pero de tipo farmacológica, no tienen nada que ver con la excitación sexual.

Tratamientos invasivos

El principal tratamiento invasivo, es decir, que requiere intervención, es la prótesis de pene. El implante de esta prótesis es el único tratamiento definitivo que harán que no vuelvas a necesitar medicamentos nunca más. Se requiere de una cirugía de aproximadamente una hora y un post operatorio de unas 4 a 6 semanas.

Como puedes apreciar existen un gran abanico de terapias que harán que tu vida sexual sea placentera y digna de ser vivida.

Si tienes cualquier duda o aclaración puede escribirnos escribirnos un email, llamarnos o escribirnos por Whatsapp y con mucho gusto aclararemos todas tus inquietudes.

Deja un comentario