Eyaculación retardada e inhibida

Eyaculación Retardada e Inhibida

  Cuando se hace mención a los problemas de eyaculación de los hombres, lo primero que le viene a la mente a la gente es que se está haciendo mención a la eyaculación precoz, pero hay otros muchos más problemas relacionados con la eyaculación. Uno de ellos es el de la eyaculación retardada.

Como su propio nombre indica, este problema supone una gran dificultad para el hombre de llegar a la eyaculación. En algunos casos, este problema puede ser llamado eyaculación inhibida, cuando llegar a la eyaculación es casi imposible.

  Esta dificultad para lograr la eyaculación se da durante el acto sexual con la masturbación proporcionada por la pareja, a pesar de que el pene este recibiendo la estimulación adecuada.

  En cambio, durante la propia masturbación en solitario, no le resulta complicado al hombre llegar al orgasmo. La propia masturbación puede ser una de las causas  de esta dificultad para eyacular, pues los malos hábitos masturbatorios pueden provocar, tanto este problema como otros, por ejemplo la eyaculación precoz.

Causas de la eyaculación retardada y inhibida

  La mayoría de las causas que pueden provocar eyaculación retardada o eyaculación inhibida son de carácter psicológico, pero también problemas físicos u orgánicos pueden ser los causantes.

  El abuso del consumo del tabaco, alcohol o las drogas pueden causar problemas eyaculatorios. Algunos medicamentos, como  los antidepresivos o hipertensivos también pueden ser causantes de la eyaculación retardada.

  Problemas físicos, como alteraciones de los conductos seminales, enfermedades cardiovasculares, o haber sido sometido a alguna cirugía en el área genital, como una cirugía prostática pueden causar problemas eyaculatorios.

  Entre las causas psicológicas, el estrés o la ansiedad están entre varias de ellas. Se ha considerado también que otra causa que puede afectar a los hombres, es que están tan centrados en complacer a su pareja, esperando que llegue al orgasmo, que puedan llegar a olvidarse de ellos mismos y de su propio disfrute. Haber sufrido de experiencias sexuales traumáticas, no haber tenido una correcta educación sexual, o los malos hábitos masturbatorios pueden ser también una causa de este problema.

  Si no se trata este problema, puede hacer que el hombre acabe no deseando el sexo ante la imposibilidad de ver culminada su excitación.

Tratamiento de la eyaculación inhibida o retardada

  La eyaculación retardada o inhibida se trata generalmente mediante una terapia sexual, en la que es recomendable que partícipe la pareja. Por lo general se recomendara ir poco a poco, practicando primeramente la masturbación en solitario, pero de manera tranquila, para no seguir con un mal hábito masturbatório. Luego se puede pasar a la masturbación por parte de la pareja y finalmente el acto sexual. Solucionar la eyaculación retardada o inhibida es un proceso largo que requiere de tiempo y paciencia.

  En el caso de que el problema este causado por algún medicamento, su médico estudiara con usted la idea de suprimir ese medicamento o sustituirlo por otro.