¿Cómo se tratan las verrugas en el pene?

verugas en el pene
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En el órgano sexual masculino pueden aparecer elementos imprevistos que pueden dar un susto a más de uno. Desde una simple erupción genital a las molestas verrugas que pueden aparecer en el pene o los genitales. Conocidas simple y llanamente como verrugas peneanas, son una enfermedad de transmisión sexual causadas por ciertos tipos o variantes del virus del papiloma humano. Estas verrugas en el pene pueden llegar a ser altamente molestas, pero no son consideradas como peligrosas y tienen fácil tratamiento.

Tengo una verruga en el pene: ¿cuál es la relación entre el VPH y las verrugas peneanas?

El Virus del Papiloma humano, o VPH, es una de las enfermedades de transmisión sexual más común. En ciertas variantes de este virus, su transmisión provoca que aparezcan unas pequeñas verrugas genitales, tanto en la del hombre como en el de la mujer. Esta verrugas se contagian normalmente por el contacto piel con piel con alguien que sufra del VPH y tenga estas verrugas, y es durante las relaciones sexuales, tanto las vaginales como las anales y orales, cuando es más fácil que se produzca su transmisión.

En muchas ocasiones la persona que se infecta con el VPH puede tardar mucho tiempo en ver aparecer estas verrugas, incluso en muchos casos estas pueden no aparecer o no ser visibles a simple vista. Los síntomas más comunes de la aparición de las verrugas genitales son la picazón en la zona genital o la sensación de incomodidad en la zona, la aparición de inflamaciones en la zona genital o la presencia de sangrados durante las relaciones sexuales, especialmente en el caso de las mujeres. Verrugas en el pene: cómo curar y eliminarlas para siempre, a continuación.

Pequeñas verrugas en el pene: cómo curar las verrugas genitales

Tengo una verruga en el pene, ¿cómo me libro de ella? Existen varios tratamientos para eliminar esas pequeñas verrugas en el pene, desde los más simples con el uso de cremas o medicamentos, hasta la extirpación quirúrgica de las verrugas.

En la gran mayoría de los casos, estas verrugas pueden eliminarse con el uso de cremas que se aplican directamente sobre la zona infectada durante varias semanas, hasta que las verrugas desaparecen por completo. También pueden aplicarse productos químicos como la podofilina o el ácido tricloroacético. Estos productos deben ser aplicados por un médico y generalmente suele realizarse una vez por semana hasta que desaparecen las verrugas en el glande. Tanto el uso de cremas como el de productos químicos pueden tener ciertos efectos secundarios, como enrojecimiento de la piel donde se aplica, así como escozor y picazón.

En aquellos casos en los que las verrugas son más grandes o se encuentran debajo de la piel debe recurrirse a medidas quirúrgicas para extirparlas, existiendo diversos métodos para realizarlo. Uno de los más comunes es la crioterapia o la congelación con nitrógeno líquido, que consiste en la congelación de la piel y la creación de una ampolla que cubre la verruga. Con el tiempo la piel de la zona afectada y la verruga se desprende y se genera tejido sano.

Quemar las verrugas en el glande o en el prepucio, otra solución

Otro método totalmente opuesto al anterior es el de quemar las verrugas en el prepucio -o cualquier otra zona-, bien mediante electrocauterización o bien mediante el uso de láser. El tratamiento con láser es bastante más caro, por lo que generalmente se deja como última opción para la eliminación de verrugas de gran tamaño o que son difíciles de tratar.

Por último puede optarse por la extirpación quirúrgica de las verrugas con bisturí, para la cual se utilizará anestesia local.

Deja un comentario