Glándulas de Tyson: las pápulas peneanas que nos preocupan sin motivo

glándulas de Tyson
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Qué son las glándulas de Tyson? Más conocidas como pápulas perladas en el pene, son unas excrecencias benignas o formaciones dermatológicas, parecidas a una erupción genital, que suelen aparecer en la zona del glande del pene, y también pueden manifestarse, aunque en menor medida, en los genitales femeninos. Veamos más sobre estas pápulas perladas: tratamiento y explicación de su presencia.

Glándulas de tyson: origen de las pápulas perladas en el glande

Aunque mucha gente las relaciona con algún tipo de verruga cuya aparición se debe a alguna enfermedad de transmisión sexual, lo cierto es que no tiene nada que ver, puesto que se trata de unas excrecencias totalmente benignas que no tienen ningún tipo de efecto. Estas pápulas peneanas suelen tener un tamaño de más o menos un milímetro, suelen ser de color blanco o rosado y generalmente aparecen varias de ellas formando una especie de anillo alrededor de la base del glande.

Estas glándulas de Tyson están presentes en todos los genitales humanos, pero en la mayoría de las ocasiones no se desarrollan, por lo que no son visibles a simple vista. Pero en ocasiones estas glándulas pueden aumentar de tamaño, pareciendo pequeños granos o verrugas en el pene. Esta alteración dermatológica suele producirse más en los hombres (pene perlado) que en las mujeres, afectando entre un 15 y 50% de los hombres. En la mayoría de las veces que se manifiestan suelen aparecer tras el periodo de la pubertad.

La alteración estética de las pápulas peneanas: ¿muestran síntomas las pápulas perladas en el pene?

Aunque a nivel médico no se tratan de una enfermedad y no producen ningún tipo de síntoma, en ocasiones estas pápulas en el pene pueden llegar a alcanzar un determinado tamaño que puede causar una gran alteración estética del pene, y muchos hombres pueden llegar a sentirse incomodos por dicha alteración. Es por eso que en determinadas ocasiones algunos pacientes deciden acudir a consulta para realizar un tratamiento que elimine las pápulas.

Los tratamientos disponibles tienen un objetivo principal sobre las pápulas perladas: eliminación estética y total de las mismas. Veámoslos de uno en uno.

Pápulas perladas o glándulas Tyson: tratamiento y eliminación de las excrecencias del pene perlado

  • Cauterización: procedimiento que se realiza con anestesia local que consiste en el uso de una corriente eléctrica para cauterizar y eliminar una por una las pápulas perladas en el glande.
  • Laser CO2: tratamiento que también consiste en la cauterización y eliminación de las glándulas Tyson. Se realiza de manera más rápida y todas las pápulas pueden ser eliminadas en una sola sesión de media hora.
  • Crioterapia: tratamiento que utiliza un método opuesto a los dos anteriores. Mediante el uso del nitrógeno líquido las pápulas perladas se secan y con el tiempo se caen por si solas.
  • Electro-disecación: tratamiento que consiste en la aplicación de pequeños impulsos eléctricos a través de una aguja que destruye las pápulas una por una.
  • Otros tratamientos que puedes ser utilizados es la extirpación con bisturí de las pápulas, o la aplicación tópica de nitrato de plata.

Aunque en Internet pueden encontrarse muchos “remedios caseros” para las glándulas de Tyson no se recomienda usarlos, ya que podéis causaros heridas de mayor importancia o dejar marcas y cicatrices. Por eso es siempre recomendable acudir a un especialista.

Deja un comentario