¿Cuál es la hormona del deseo masculino y por qué es tan importante?

Las hormonas son la parte fundamental del aumento o descenso de nuestra libido, es decir, de nuestro deseo sexual. Los cambios que se producen en la producción de hormonas en nuestro organismo afecta directamente a nuestras ganas o deseo de mantener relaciones sexuales. Las mayores alteraciones y descensos hormonales se producen con el paso de la edad, por eso procesos naturales como la menopausia o la andropausia (el climaterio masculino, ese gran desconocido) pueden afectar notablemente a nuestra vida sexual. Pero, ¿cuál es la hormona del deseo masculino?

Hormonas masculinas: funciones de la hormona del deseo masculino y su papel clave en la libido en el hombre

Tradicionalmente se han identificado tres como las hormonas sexuales: la testosterona, los estrógenos y la progesterona. Las dos últimas son las hormonas sexuales femeninas, mientras que la testosterona es la principal hormona del deseo masculino aunque también se encuentran presentes en el organismo de la mujer, aunque en cantidades muy inferiores respecto a los hombres.

La testosterona en hombres está presente y es actor fundamental en muchos procesos importantes de la vida. Es una hormona que pertenece al grupo de los andrógenos y que se produce en los testículos. Se trata de una de las hormonas masculinas más importantes. Es la encargada del desarrollo de los genitales masculinos, de la aparición del vello corporal o del cambio de voz en la pubertad. También se encarga de la producción de los espermatozoides y de los glóbulos blancos. Y también es la encargada de aumentar la libido en el hombre y despertar el apetito sexual masculino.

Testosterona en hombres: la responsable del apetito sexual masculino

Los cambios producidos a lo largo de la vida que alteran nuestra producción de hormonas masculinas afectan gradualmente nuestra vida sexual. Mientras que tradicionalmente se ha pensado que la pérdida o falta de deseo sexual que suele producirse con la edad podía estar vinculado a causas psicológicas, lo cierta es que los problemas de falta de deseo sexual masculino suelen estar causados en un alto porcentaje por los descensos en la producción de testosterona. Los niveles de esta hormona se pueden ver afectados por una gran serie de factores (y por ello es interesante conocer los síntomas de la falta de testosterona), que veremos a continuación.

¿De qué depende el nivel de testosterona? ¿Algún tratamiento con testosterona puede mejorar el deseo sexual masculino?

Muchas variables influyen la testosterona masculina. Uno de ello puede ser la denominada andropausia, o menopausia masculina, que produce alteraciones en nuestro organismo. Otros factores que pueden producir ese descenso hormonal del nivel de testosterona son ciertos medicamentos, como por ejemplo los antidepresivos, causas psicológicas como la ansiedad o el estrés, enfermedades de tipo cardiovascular, o el consumo exagerado de alcohol, tabaco y otras drogas. La obesidad también puede ser una de las causas, por eso es recomendable intentar llevar a cabo un estilo de vida saludable, con una dieta sana y la práctica habitual y regular de deporte.

Debido a esta variedad de factores que pueden alterar los niveles de la hormona del deseo masculino y repercutir en nuestra vida sexual, es recomendable acudir a un médico especialista para averiguar la causa del problema y ofrecer el mejor tratamiento posible. Estos pueden ir desde planes para llevar un estilo de vida mucho más saludable hasta un tratamiento con testosterona en forma de aplicación directa en nuestro organismo a través de parches o inyecciones de hormonas.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario