¿Afecta la próstata a la erección?

Próstata y erección
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Una de las cosas más temidas por los pacientes que tienen problemas de próstata -para los que siempre recomendamos, desde el punto de vista de la prevención, el masaje de próstata– y se ven obligados a una intervención quirúrgica, como la destinada para tratar el cáncer de próstata que supone la extirpación de una parte o de la totalidad de la próstata, son los problemas posteriores que pueden aparecer en relación con la erección. En un buen número de los casos de pacientes que se han sometido a este tipo de cirugías efectivamente han visto afectadas sus erecciones, sufriendo problemas de disfunción eréctil o comúnmente llamada impotencia después de operación de próstata. Cirugía de próstata y erección, una relación complicada.

Relación entre próstata inflamada y erección o hiperplasia benigna de próstata y sexualidad, ¿qué consecuencias tiene?

A grandes rasgos podemos distinguir dos tipos de intervenciones quirúrgicas en relación entre próstata y erección; aquella destinada a tratar la hiperplasia benigna de próstata, y la relativa al cáncer de próstata. En la primera no se requiere la extirpación de la próstata, si no que se retira únicamente aquella parte de la próstata que se encuentra inflamada. En el caso del cáncer de próstata por su parte, en la mayoría de los casos se requiere de una extirpación completa de la próstata.

Los problemas de próstata y sexualidad vienen dados porque los nervios erectores, que envían los impulsos al pene, pasan bordeando la próstata. En el caso de la próstata inflamda y erección, las probabilidades de que esto nervios se vean afectados por la operación son mucho menores. Hiperplasia benigna de próstata y sexualidad, por lo tanto, no tienen por qué tener una ‘mala amistad’. Otro asunto son los casos en los que se requiera la extirpación total de la próstata, pues aunque se intenta preservar estos nervios intactos, en la gran mayoría de los casos es muy difícil que no se vean alterados. A pesar de los avances quirúrgicos en los últimos años, las dificultades para mantener la erección tras la extirpación de la próstata se encuentra por encima del 65%. ¿Cómo mejorar la erección después de operación de próstata? Veamos algunas alternativas.

Cirugía de próstata y erección, ¿cómo mejorar la erección después de operación de próstata?

Como hemos visto, en gran parte de las ocasiones la cirugía de próstata causa impotencia, si se ha procedido a la extracción. Son muchos los pacientes que acuden a centros especializados por tener problemas de erección tras la intervención prostática. En los últimos años se han desarrollado e implantado nuevos tratamientos destinados a intentar solucionar los problemas de la disfunción eréctil. La mayoría de estos tratamientos están destinados a fortalecer y reparar los cuerpos cavernosos de los penes, cuerpos por donde fluye la sangre que al llenarse se produce la erección. Los tratamientos como las ondas de choque o la terapia magnética actúan también sobre el sistema circulatorio, ayudando a la regeneración de los vasos sanguíneos, y al fortalecimiento de los músculos pubocoxigeos. El tratamiento con láser de alta intensidad también ha resultado efectivo para tratar estos problemas.

Afrontando la próstata y la impotencia: fármacos o una nueva cirugía frente a estos problemas de próstata y sexualidad

En algunos casos estos tratamientos suelen complementarse con fármacos, como pueden ser las inyecciones intracavernosas de prostaglandina, que consiguen que el pene alcance un estado erecto sin necesidad de que se produzcan estímulos sexuales.

En los casos más graves, y si todos los tratamientos previos no han tenido los resultados esperados, los pacientes pueden optar por la cirugía y someterse a la implantación de una prótesis de pene. La próstata y la impotencia pueden ir acompañadas, pero no significa que no pueda solucionarse. ¡Contáctanos y te resolveremos las dudas!

Deja un comentario