Menopausia y andropausia, ¿son lo mismo?

menopausia y andropausia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Menopausia y andropausia son dos procesos naturales que producen alteraciones en el organismo de la mujer y del hombre respectivamente. Ambos procesos están marcados por una alteración hormonal que produce cambios drásticos en el organismo del que lo sufre. Veamos qué es la menopausia y la andropausia, sus principales diferencias y cómo mitigar sus efectos.

Qué es la menopausia y la andropausia: cuando las hormonas juegan una mala pasada

En el caso de las mujeres, la menopausia se produce cuando los ovarios dejan de producir óvulos, lo cual produce una bajada o reducción en la producción de estrógenos, afectando de manera brusca al organismo, ya que cesa la menstruación y produce infertilidad. Normalmente la menopausia suele aparecer a partir de los 45 años, aunque en algunos casos puede manifestarse antes.

En los hombres, la andropausia es otra alteración hormonal, también vinculada con la edad, en la que la producción normal de testosterona del organismo se reduce, provocando alteraciones que afectan especialmente a la vida sexual. Esta suele manifestarse en hombres que rondan los 50 años, aunque como en la menopausia puede aparecer antes, o bien no aparecer. Porque esa es quizá la principal diferencia entre menopausia y andropausia. Mientras que la menopausia es una transformación que tarde o temprano afecta a todas las mujeres, la andropausia no es algo generalizado, por lo que puede afectar a unos hombres mientras que a otros no. Lo mismo pasa con la cuestión de cuánto dura la andropausia: puede durar el resto de la vida o desaparecer.

Diferencia entre menopausia y andropausia y cómo identificarlos: síntomas de andropausia y menopausia

Tanto la menopausia como la andropausia tienen una serie de síntomas que alteran la salud y el estilo de vida de quien lo sufre. Por lo general los síntomas que están vinculados a la menopausia son la falta de deseo sexual, insomnio o alteraciones del sueño, ansiedad, irritabilidad, cambios de humor, pérdida de densidad ósea y alteraciones físicas (como el aumento de peso o la pérdida de grasa muscular).

La andropausia por su parte puede presentar síntomas como una mayor irritabilidad, aumento del nerviosismo y de la ansiedad, una mayor fatiga y cansancio, deterioro óseo, y varios problemas que pueden afectar a la vida sexual.

Estos problemas sexuales asociados a la andropausia suelen ser uno de los mayores temores de los hombres, ya que estos pueden ir desde la pérdida o reducción del deseo sexual, debido a la reducción de la libido producida por los bajos niveles de testosterona, hasta problemas que pueden ocasionar dificultades en la erección. Ambos pueden dificultar el sexo a los 60 o a edades más tempranas.

Tratamientos para combatir el climaterio masculino y femenino

Si hablamos de climaterio, andropausia y menopausia hay que recalcar que no existe un tratamiento médico concreto, puesto que tampoco son consideradas enfermedades, son trastornos hormonales y físicos relacionados con la edad, y en el caso de la menopausia, inevitable. Los tratamientos que existen están relacionados con la finalidad de paliar sus síntomas o algunas de las consecuencias derivadas de la alteración hormonal. Para ello la mayoría de tratamientos suponen el uso de complementos vitamínicos y tratamientos hormonales, como las inyecciones de estrógenos en las mujeres y de testosterona en los hombres.

Estos tratamientos hormonales están destinados a solucionar los problemas sexuales derivados del climaterio masculino y femenino, buscando un aumento de la libido y del deseo sexual.

Los trastornos más serios derivados de la andropausia, como los problemas de disfunción eréctil, pueden requerir de tratamientos más específicos, como el uso de Ondas de Choque o de PRP, por eso es conveniente acudir a un especialista.

Deja un comentario