«No puedo eyacular»: razones y motivos

No puedo eyacular
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Aunque la gente suele pensar que la eyaculación es el orgasmo masculino, lo cierto es que, aunque son dos procesos relacionados, son totalmente distintos, ya puede existir tanto el orgasmo sin la eyaculación como la eyaculación sin el orgasmo. Lo normal es que en el caso de los hombres los dos procesos se den seguidos. Pues bien, no siempre ocurre: a veces se retrasa y a veces no llega (la temida aneyaculación). ¿Cuáles pueden ser esos motivos por los que un hombre no eyacula? ¿Qué lleva a un hombre a pensar «no puedo eyacular«?

«No puedo eyacular»: la disfunción eyaculatoria, uno de los trastornos y problemas de eyaculación más comunes

Cuando el hombre alcanza el orgasmo nuestro sistema nervioso envía una serie de impulsos involuntarios, que lleva a una serie de contracciones de los órganos y músculos de nuestra zona pélvica que facilita la liberación y eyaculación del semen. En ocasiones algunos hombres pueden experimentar problemas relacionados con este fenómeno a lo largo de su vida. Lo más común es que se den problemas de eyaculación precoz, pero en otras ocasiones, puede darse el fenómeno contrario, lo que se conoce como eyaculación retardada, pudiendo en algunos casos llegar hasta la ausencia de eyaculación total, lo que se conoce como disfunción eyaculatoria.

Motivos por los que un hombre no eyacula: ¿por qué un hombre no eyacula correctamente?

¿Por qué un hombre no eyacula? En la mayoría de ocasiones, tanto la eyaculación retardada como la disfunción eyaculatoria suelen estar ocasionadas por problemas de tipo psicológicos. Entre las principales causas psicológicas de esta dificultad para eyacular se encuentran la ansiedad, la faltad e atracción por la pareja, haber sufrido alguna experiencia sexual traumática, o el estrés. En ocasiones se puede considerar también como un factor psicológico la masturbación excesiva, ya que puede crear en nuestro organismo un condicionamiento provocado.

Aunque menos comunes, los factores físicos también pueden ser los causantes de estos problemas de eyaculación. Algunas enfermedades como la diabetes o las infecciones urinarias pueden provocar un taponamiento de los conductos por los que pasa el semen. Las enfermedades que afectan al sistema circulatorio, como el Parkinson o el Alzheimer, también pueden ser causa de la falta de eyaculación en el coito, ya que afectan directamente al sistema comunicativo de nuestro organismo. En algunos casos también los problemas hormonales, como los bajos niveles de testosterona, se pueden sumar a la lista de razones por las que un hombre no eyacula.

Más razones por las que un hombre no eyacula: dificultad para eyacular por culpa del alcohol o las drogas

El consumo de alcohol, tabaco y drogas pueden tener su repercusión en nuestra eyaculación, ya que el uso de estas sustancias puede inhibir nuestro reflejo eyaculatorio. También el consumo de ciertos medicamentos, como pueden ser los antidepresivos, pueden afectar de la misma manera a la falta de eyaculación.

¿Qué pasa si un hombre no eyacula? Si usted padece de estos problemas no debe alarmarse. Lo primero que debe hacer es acudir a un urólogo para que este le someta a las pruebas necesarias para determinar cuál es la causa que origina los problemas de la eyaculación retardada o de la disfunción eyaculatoria. Lo primero es determinar si se trata de un problema de origen psicológico o físico.

Una vez se determine cuál es la causa, se optará por el mejor tratamiento posible. En aquellos casos en los que la causa sea de origen psicológico lo mejor será derivarle a un psicólogo experto en sexología que puede ayudarte. «No puedo eyacular»: si esta frase te resulta familiar, ¡contáctanos y te ayudaremos!

Deja un comentario