Pérdida de orina en mujeres: hay solución

pérdida de orina en mujeres
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Según los últimos estudios realizados en España, se ha calculado que la prevalencia de la pérdida de orina en mujeres es de un 25%. Estas pérdidas sobre el control de la vejiga son una patología bastante común (a diferencia de la poliuria, aquí sí hay esa pérdida de control); la posibilidad de sufrir incontinencia urinaria femenina aumenta según se incrementa la edad.

Según estos estudios, se ha calculado que entorno a un 30% de las mujeres de entre 35 y 45 años de edad padecen o han padecido en algún momento problemas de pérdida de orina, mientras que en las mujeres mayores de los 45 años este porcentaje se incrementa hasta más del 40%. Aunque los problemas de incontinencia también se dan en los hombres, generalmente vinculados a los problemas de próstata, es en las mujeres donde la proporción es mucho mayor. Vamos qué es la incontinencia urinaria femenina, sus causas y sus remedios.

Causas de incontinencia urinaria en mujeres: ¿qué provoca la incontinencia femenina?

¿Qué causa la incontinencia urinaria femenina? Estas pérdidas se producen porque la presión que la orina ejerce en la vejiga es superior a la presión ejercida sobre la uretra, lo cual viene causado por una hiperactividad del músculo detrusor. Este trastorno puede estar provocado por diversas causas de incontinencia urinaria en mujeres, como los problemas causados por daños neurológicos, por lesiones orgánicas que producen un fallo en el esfínter interno, o las causas más comunes, relacionadas por un debilitamiento de los músculos del suelo pélvico.

Los músculos del suelo pélvico se encuentran situados alrededor de la uretra y bajo la vejiga, y el mal funcionamiento o debilitamiento de estos pueden ser los causantes de la incontinencia femenina. En las mujeres, en la mayoría de los casos, el debilitamiento de los músculos pélvicos suele aparecer durante el embarazo y después del parto, sobre todo debido al esfuerzo que se realiza durante el mismo y que pueden dejar estos músculos resentidos.

Estos músculos pueden verse también trastocados durante el proceso de la menopausia, ya que las alteraciones hormonales producidas en el organismo de las mujeres pueden provocar alteraciones en el funcionamiento de la vejiga y en su tamaño, lo cual afecta la presión sobre los músculos pélvicos, que se ven debilitados e incapaces de cerrar la vejiga.

¿Cómo prevenir la pérdida de orina en mujeres? ¿Qué soluciones hay para la incontinencia urinaria femenina?

¿Cómo prevenir la incontinencia urinaria femenina? ¿Y cçomo se cura? Una de las mejores maneras para evitar o intentar solucionar las que ya se padecen pasa por fortalecer correctamente los músculos del suelo pélvico con una serie de ejercicios pensados para tal fin. Estos son conocidos como ejercicios del método Kegel, y están destinados a fortalecer los músculos pubocoxígeos mediante unas series de contracción y relajación del suelo pélvico. La realización de manera constante de estos ejercicios fortalecerá los músculos pélvicos y ayudará a mantener un mayor control sobre nuestra vejiga y esfínteres.

La pérdida de orina en mujeres de mayor gravedad requiere diversos tratamientos más allá de los ejercicios de Kegel para solucionar el problema. Uno de los últimos tratamiento es el realizado con terapia magnética, que mediante la aplicación de ondas electro-magnéticas ayuda a fortalecer los músculos pubocoxígeos.

Deja un comentario