el hombre que no tiene ganas de hacer el amor

¿Por qué no tengo ganas de hacer el amor si soy hombre?

¿Cómo es posible que, siendo hombre, no tengo ganas de hacer el amor? Hoy damos explicación a la gran duda.

La inapetencia o falta de deseo sexual es una pérdida en el interés o ganas de mantener relaciones sexuales, especialmente con nuestra pareja. Esta falta de deseo sexual puede repercutir gravemente en nuestra relación de pareja, y no solo eso, la inapetencia sexual puede ser un síntoma de algún tipo de problema de salud. La falta de deseo sexual es algo que tradicionalmente se ha relacionado más con las mujeres, pero cada se está constatando que son muchos los hombres que acuden a sus médicos y especialistas con dicho problema.

Se puede establecer diferentes tipos de falta de deseo sexual o ausencia de ganas de hacer el amor en hombres. Así, tenemos falta de deseo de distinto grado, en función del tiempo y grado en que nos afecte.

  • Primaria: existe una nula capacidad por sentir cualquier tipo de deseo sexual hacia cualquier persona y no se tienen fantasías sexuales. Generalmente este tipo de inapetencia sexual se da desde la adolescencia y continua y acrecenta en la fase adulta.
  • Secundaria: la diferencia con la anterior es que la inapetencia sexual no se ha dado siempre, es decir, se ha perdido con el tiempo. Esta es la más habitual.

En función de si la inapetencia sexual se sufre solo con nuestra pareja o no tendremos falta de deseo:

  • Generalizada: se sufre inapetencia sexual tanto con la pareja como con cualquier otra persona.
  • Situacional: la falta de deseo se produce solo con nuestra pareja, mientras que si se experimente deseo hacia otras personas.

Causas

Las causas de la perdida de deseo sexual en los hombres pueden ser muy variadas, y se relacionan con problemas de tipo físicos y biológicos, psicológicos, e incluso socioculturales.

De entre las numerosas causas biológicas la más común son los descensos en los niveles hormonales de la testosterona. La testosterona es una hormona clave tanto en el deseo sexual como en la erección masculina, y la reducción de sus niveles puede trastocar nuestros deseos.

El uso de algunos medicamentos, como por ejemplo los antidepresivos, también puede ser la causa de esa pérdida de apetito sexual.

Otras causas biológicas pueden ser algunas enfermedades, como algunos trastornos crónicos, enfermedades metabólicas, la diabetes o la fibromialgia.

Por último algunos problemas de índole sexual, como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz o los dolores durante el acto sexual son otras de las causas.

Los factores o causas psicológicas suelen ser la principal causa de la pérdida del deseo sexual, y pueden ser causas muy variadas:

  • Estrés.
  • Depresión.
  • La monotonía y la vida sexual poco satisfactoria.
  • Problemas con su pareja.

Cómo recuperar las ganas de hacer el amor en el hombre

Pero no hay que alarmarse, la inapetencia sexual tiene solución, y debe acudirse a un médico o especialista en problemas de erección para tratarlo.

Lo primero de todo es identificar cual es la causa de la perdida de deseo sexual. Los tratamientos para tratar la pérdida del deseo sexual son muy variados, y estos dependerán de cual sea la causa que origina el problema.

Los problemas biológicos pueden ser tratados por un médico especialista en la materia, y los tratamientos variaran en función de la causa.

Los problemas derivados de causas de tipo psicológico deben ser tratados por un sexólogo experto en la materia. En algunos casos el tratamiento requerirá que se haga de manera individual y en otros de terapias en pareja.