¿Qué es el anillo fimótico y cómo se cura?

anillo fimótico
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El anillo fimótico, más comúnmente conocido como parafimosis, es una dolencia causada en el prepucio y el glande relacionada con la fimosis, que puede darse tanto en niños como en adultos. Descubramos más sobre el también llamado anillo prepucial estrecho y qué tratamientos existen para remediarlo.

Anillo prepucial estrecho o prepucio redundante: ¿cómo se forma?

Este anillo prepucial se forma cuando una persona con una fimosis, bien sea leve o severa, ha retraído el prepucio detrás del glande, bien sea para realizar una correcta higiene de los genitales, o bien retraído por un médico durante una consulta médica. El problema sobreviene cuando se intenta devolver el prepucio fimótico a su posición normal, pero no se puede realizar, formándose el denominado anillo fimótico, que comprime la zona del glande y detiene el normal flujo de sangre.

Si no se retrae a su posiciones original se pueden ocasionar infecciones, y lo que es más importante, si persiste varias horas pueden ocasionar severos trastornos en el glande al no permitir el paso de sangre, por lo que en los casos más graves debe tratarse como un problema médico de urgencia que requerirá seguramente una intervención quirúrgica. Veamos cómo curar el prepucio redundante.

Cómo curar el prepucio redundante o anillo fimótico en adultos y niños: cremas, opresión u operación de prepucio redundante

En la mayoría de las ocasiones esta parafimosis puede solucionarse manualmente, sin requerir de una cirugía. Puede retraerse el prepucio a su posición original mediante el uso de cremas lubricantes y la opresión del glande para así conseguir deslizar el prepucio hacia adelante, pero siempre realizado por un médico. Esta solución puede realizarse en aquellos pacientes que presentan una fimosis más leve; pero en aquellos con una fimosis más severa el grado de constricción del anillo fimótico en adultos o niños será mucho mayor, por lo que se requerirá de una intervención quirúrgica para solucionar el problema

En estos casos puede optarse por dos opciones distintas, bien mediante una hendidura dorsal sobre el prepucio hinchado que forma el anillo para aliviar la presión y poder volver a colocar el prepucio en su posición, o bien la circuncisión total del prepucio para evitar los problemas derivados de la fimosis o la parafimosis. Aunque la circuncisión suele ser la técnica más utilizada como operación de prepucio redundante, muchos médicos recomiendan realizarla solo en los casos más severos de parafimosis y como última opción. Es importante seguir las recomendaciones de recuperación de fimosis para una completa curación.

Es importante recordar que tanto para niños como adultos, es importante que el prepucio vuelva a su posición normal siempre que este se haya retraído, bien para limpiar la zona genital o bien durante las relaciones sexuales. Si el prepucio no regresa a su posición original y oprime el glande pueden darse situaciones muy graves que pueden llegar hasta la generación de gangrena en el pene. Así que si padece este problema no dude en acudir rápidamente a urgencias.

Deja un comentario