¿Qué es la clamidia y cómo detectarla?

clamidia

Hoy hablaremos de una infección bacteriana muy común. Aunque es una enfermedad de transmisión sexual, la clamidia es una de las más reconocibles ya que la sufren más de 50 millones de personas. Vamos a descubrir qué es la clamidia y cómo se detecta.

¿Qué es la clamidia?

Es una infección bacteriana de transmisión sexual (ETS) común que puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Se transmite a través del contacto sexual vaginal, anal u oral con una persona infectada.

La bacteria Chlamydia trachomatis es la culpable del contagio. Esta bacteria contiene varios serotipos, lo que provoca que existan diferentes tipos de infecciones.

Síntomas de la clamidia

Los síntomas pueden variar, pero en algunos casos no presentan síntomas. Esto significa que la persona infectada puede no ser consciente de esta infección. Por lo tanto, la transmisión es mucho más sencilla. Como hemos apuntado, el contagio se produce a través de las relaciones sexuales y puede suceder sin que el paciente sepa que está infectado.

Cuando se presentan, los síntomas pueden incluir:

  • Dolor al orinar
  • Secreción anormal del pene o la vagina
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Sangrado después de las relaciones sexuales
  • Dolor abdominal en las mujeres

Para detectar la clamidia, se puede realizar una prueba de laboratorio que implica tomar una muestra de células de la vagina o del pene, o una muestra de orina. Al analizarla se puede detectar la presencia de la bacteria. Es importante realizarse pruebas de detección regulares si se es sexualmente activo, especialmente si se tiene más de una pareja sexual. La detección temprana y el tratamiento de la clamidia son importantes para evitar complicaciones de salud a largo plazo, como la infertilidad.

¿Qué problemas puede dar la clamidia en hombres?

Puede causar varios problemas de salud en hombres si no se trata adecuadamente. Algunas de las complicaciones incluyen:

  1. Epididimitis: puede causar inflamación del epidídimo. Este es el conducto que lleva el esperma desde los testículos hasta la uretra. La epididimitis puede causar dolor testicular y, en casos graves, puede provocar infertilidad.
  2. Uretritis: la infección puede causar inflamación de la uretra, lo que puede provocar dolor y secreción anormal del pene.
  3. Prostatitis: la clamidia también puede causar inflamación de la próstata, que puede provocar dolor pélvico, dolor durante la micción y problemas de erección.
  4. Infertilidad: si la clamidia no se trata, puede causar cicatrices en el sistema reproductivo masculino, lo que puede provocar problemas de fertilidad.

Sexo oral y clamidia 

Si eres de los que les gusta mucho el sexo oral, deberías seguir leyendo. La clamidia puede infectar la garganta si se realiza sexo oral con una persona infectada. Si bien la infección de la garganta con clamidia es menos común que la infección genital, puede causar problemas.

Los síntomas de la infección de la garganta por clamidia pueden incluir:

  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Tos
  • Secreción nasal.

Sin embargo, en muchos casos, la infección de la garganta puede no presentar síntomas.

Si no se trata, la infección de la garganta por clamidia puede provocar complicaciones, como:

  1. Faringitis crónica: la infección no tratada puede causar inflamación crónica de la garganta, lo que puede provocar dolor de garganta y dificultad para tragar.
  2. Neumonía: en casos raros, la infección de la garganta por clamidia puede extenderse a los pulmones y provocar neumonía.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento para la clamidia ya lo tratamos en un artículo específico. generalmente implica el uso de antibióticos para eliminar la bacteria. La clamidia es una infección bacteriana, por lo que el tratamiento con antibióticos es eficaz para eliminar la infección.

Los antibióticos más comúnmente recetados para tratar la clamidia son la azitromicina y la doxiciclina. El tratamiento suele durar entre 7 y 10 días, dependiendo del tipo de antibiótico recetado.

Además, es recomendable abstenerse de tener relaciones sexuales durante el tratamiento para evitar transmitir la infección. Después del tratamiento, es importante realizarse una prueba de detección para asegurarse de que la infección se haya eliminado por completo.

Si tienes alguna duda adicional, no dudes en contactarnos.

PIDE CITA AQUÍ

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

Deja un comentario