Sexo a los 60

Si pensabas que la sexualidad masculina a los 65 años no existe, estás muy equivocado.

Sexo a los 60 años

El sexo siempre ha sido tratado por la sociedad como un tema tabú, máxime si hablamos del sexo en la tercera edad. Tradicionalmente se ha venido asumiendo una idea de que según nos hacemos mayores la actividad sexual decrece. Puede que anteriormente esto fuera así, por la propia sociedad que veía la práctica sexual como un tema tabú a partir de ciertas edades, pero lo cierto es que actualmente esta idea o imagen está cambiando. Los estudios al respecto así lo dicen, puesto que, según las últimas estadísticas realizadas, se estima que más de un 60% de las personas mayores de 60 años mantienen relaciones sexuales al menos una vez a la semana.

La sexualidad no entiende de edades, y el deseo sexual puede mantenerse a lo largo de los años. Además, en los tiempos actuales en los que ha aumentado la esperanza de vida, los hábitos saludables más extendidos, y sobre todo los cambios culturales de la sociedad que han dejado de ver el sexo como algo tabú, han contribuido a que el sexo se practique con mayor frecuencia a partir de determinadas edades.

Hacer el amor a los 60 años

A pesar de estos cambios, hay que tener en cuenta una serie de factores para la práctica sexual satisfactoria a partir de los 60, ya que la condición física no es la misma, y hay enfermedades que pueden aparecer con los años, como el colesterol o la diabetes, que pueden afectar al normal desarrollo de la actividad sexual.

Entre los hombres por ejemplo uno de los mayores problemas que pueden afectarles en su vida sexual a partir de los 60 puede ser la aparición de problemas relacionados con la disfunción eréctil. Por suerte hoy en día existen una gran variedad de tratamientos para solucionar el problema, desde el uso de medicamentos como la viagra, hasta el implante de una prótesis de pene, pasando por tratamientos mucho más novedosos y que están teniendo muy buenos resultados, como el uso de las ondas de choque o el plasma rico en plaquetas.

Otro problema que puede afectar a hombres a partir de los 60 es la pérdida o la falta del deseo sexual. Los niveles de hormonas suelen sufrir muchos cambios a partir de los 50 y los 60, y esos cambios pueden afectar al deseo sexual. También algunas enfermedades y el uso de determinados medicamentos pueden afectar a nuestro deseo, pero igual que otros muchos problemas la pérdida de deseo sexual también tiene solución.

Beneficios del sexo a los 60

La práctica regular del sexo tiene muchos beneficios para nuestro organismo, tanto a nivel físico como mental, y algunos de ellos pueden hacerse más notables a partir de determinadas edades.

Mantener relaciones sexuales de manera regular puede, por ejemplo, mejorar nuestro aspecto. La liberación de ciertas hormonas durante la práctica sexual puede beneficiar a nuestra piel, haciendo que luzca más tersa y joven.

El sexo también puede beneficiar a nuestro corazón, ya que la práctica regular puede mejorar la circulación y ayudar a prevenir la aparición de problemas como la hipertensión.

Y una de las cosas más importantes, el sexo te puede dar felicidad. No solo es un decir, según algunas encuestas realizadas, más de un 60% de las personas mayores de 60 años que han admitido que mantienen relaciones sexuales con una mayor frecuencia han declarado sentirse mucho más felices.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario