Beneficios del sexo en la tercera edad

sexo en la tercera edad
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El sexo en la tercera edad tiene múltiples beneficios y hoy vamos a enumerarlos. Los beneficios de la práctica del sexo son muchos, libera endorfinas, ayuda a reducir el estrés, mejora nuestra autoestima, y un larguísimo etcétera. El cumplir años no debe ser una excusa para dejar de disfrutar del sexo a los 70 y adelante y privarnos de toda una serie de beneficios.

Sexo en la tercera edad: ¿por qué es tabú la sexualidad en ancianos?

A partir de ciertas edades, sobre todo cuando nos acercamos a la tercera edad, el sexo parece convertirse en un tema tabú. Muchas personas, tanto hombres como mujeres, llegados ciertas edades dejan de lado la práctica del sexo por diversos motivos, perdida del deseo sexual (el consabido climaterio masculino y femenino), problemas de índole sexual (como pueden ser la impotencia en la vejez o la sequedad vaginal) o por afecciones médicas que creen pueden poner en riesgo su salud con la práctica del sexo.

Pues para aquellas personas que han dejado de tener relaciones en la tercera edad, aquí van una serie de beneficios que tiene la práctica sexual pasados los años:

Beneficios del sexo en la vejez: previene enfermedades

La práctica del sexo anciano puede ayudar a prevenir enfermedades de tipo cardiovascular y disminuir también el riesgo de padecer problemas de hipertensión. En el caso de los hombres puede ayudar también a reducir las probabilidades de sufrir un cáncer de próstata, ya que la actividad sexual aumenta el flujo sanguíneo a nuestra próstata. Solo esto ya sería una razón lo bastante buena, pero ¡tenemos más!

Beneficios para el corazón, entre las ventajas del sexo anciano

El sexo no deja de ser una actividad física, por lo que su práctica puede afectar, positivamente, a nuestro corazón, especialmente al mejorar nuestro flujo sanguíneo. Como ya vimos, esta mejora del ritmo cardíaco puede reducir las posibilidades de sufrir problemas de tipo cardiovascular, como pueden ser las taquicardias o los infartos de miocardio, y reducir también los riesgos de la hipertensión. Además de la prevención y esta estimulación para nuestro corazón, ¿qué más puede aportarnos una activa sexualidad en la tercera edad?

Las relaciones en la tercera edad (y en cualquiera) mejoran nuestra piel

La práctica del sexo ayuda a liberar en nuestro organismo un alto número de diversas hormonas como las endorfinas o las hormonas del crecimiento. Estas últimas afectan a nuestra piel, otorgándoles una mayor elasticidad, lo cual hace que la piel luzca más joven. Por tanto, el sexo entre mayores hará que no parezcáis tan mayores. Y vamos con el último beneficio de la lista.

Otra razón para el sexo entre mayores: calma el dolor y ayuda a descansar

De nuevo, la liberación en nuestro organismo de sustancias como las endorfinas o la oxitocina tienen efectos positivo en nuestro cuerpo. Dichas sustancias nos producen efectos de felicidad, bienestar, y también anestésicos, por lo que el sexo puede ayudar a mitigar ciertos dolores corporales, a relajarnos, y por lo tanto a descansar y dormir mejor. Son cuatro motivos que justifican mantener una activa sexualidad en ancianos, pero ¿qué pasa cuando eso no es posible por problemas de erección? Esto no debe ser un impedimento. ¡Hay solución!

¿Impotencia en la vejez? Combátela con los mejores tratamientos y no renuncies al sexo en la vejez

Para algunas personas es especialmente difícil seguir siendo activo sexualmente en una edad avanzada, especialmente para aquellos hombres que sufren problemas de disfunción eréctil, un problema que suele aparecer en hombres mayores. Pero no deben de temer, este problema tienen solución. Son numerosos los tratamientos que pueden ayudar a solucionarla para no tener que renunciar al sexo de ancianos:

  • Medicamentos orales, como los inhibidores de la fosfodiesterada: Sildenafil o Viagra, el Vardenafilo o el Tadalafilo.
  • Como segunda opción, las inyecciones en la base del pene de medicamentos que, al igual que los orales, ayudan a facilitar el flujo sanguíneo.
  • Tratamientos innovadores y efectivos como, es el tratamiento con ondas de choque o el PRP, basado en la regeneración de tejidos mediante factores de crecimiento contenidos en las plaquetas del propio paciente.
  • Puede optarse también por el uso de bombas de vacío o, como último recurso la implantación de una prótesis peneana mediante cirugía.

El sexo en la tercera edad es cuando realmente se disfruta. No dejes de la disfunción te prive de ello. En Men Solutions tenemos a los mejores especialistas en tratamientos para mejorar la erección que estarán encantados de poder ayudarte. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y con la máxima discreción resolveremos tu caso de una forma efectiva y con resultado. El sexo de personas mayores puede producir tanto placer como el juvenil, ¡no renuncies!

Deja un comentario