¿Cuál es la relación entre tiroides e impotencia?

tiroides e impotencia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El normal funcionamiento del fenómeno de la erección depende de muchos factores, entre ellos se enumeran los factores físicos, vasculares y neurológicos, los psicológicos y los hormonales. Cuando este equilibrio se rompe, puede surgir en la inmensa mayoría de casos alteraciones en la función eréctil o en el normal reflejo eyaculatorio. Ya hemos visto la relación entre colesterol alto e impotencia. Otro ejemplo claro de ello es la enfermedad denominada Hipertiroidismo y su contraria, el Hipotiroidismo. ¡Veamos la relación entre tiroides e impotencia!

Tiroides en hombres: ¿existe relación entre los problemas de tiroides e impotencia?

La función de glándula Tiroides es fundamental para el correcto funcionamiento de múltiples órganos, de tal forma, cuando existe una función aumentada de la hormona tiroidea, surgen alteraciones a todo nivel, incluso a nivel sexual. Hablamos de hipotiroidismo e impotencia masculina como de hipertiroidismo.

En un estudio muy conocido, publicado por la prestigiosa revista científica Archivos españoles de Urología, se publica una extensa investigación (Arch. Esp. Urol. vol.63 no.8  oct. 2010) sobre la aparición de enfermedades endocrinas y su relación con los trastornos de función sexual. En este estudio se refleja que más de un 80% de hombres con padecimientos en la glándula tiroides presentaron algún tipo de disfunción sexual. Ya hipotiroidismo subclínico y Disfunción Eréctil o Eyaculación Precoz. Y lo más interesante del resultado de esta investigación, estriba en que, cuando se restituyó la función tiroidea a la normalidad, más del 50% de estos pacientes con disfunciones sexuales, conseguían tener erecciones normales y recuperar su vida sexual.

Hipertiroidismo y sexualidad: una controversia vigente

Sin embargo, aún existe controversia entre los científicos de si vale la pena y sería rentable el hecho de solicitar de manera rutinaria a todos los pacientes con Disfunción Eréctil, pruebas de función tiroidea, salvo que los síntomas sean evidentes. Sabemos que la hormona tiroidea segregada en mayores cantidades de lo necesario aumenta el metabolismo basal originando cambios en el funcionamiento de muchos órganos, como por ejemplo:

  • Palpitaciones o cambios en el ritmo cardiaco.
  • Irritabilidad y nerviosismo extremos.
  • Alteraciones del sueño, hacia el insomnio.
  • Sudoración excesiva.
  • Diarrea o aumento del número de evacuaciones diarias.
  • Sensación de aumento de temperatura corporal.
  • Aquí deberíamos añadir: alteraciones de la función sexual (Disfunción Eréctil y/o Eyaculación Precoz), es decir, la relación entre hipertirodismo y sexualidad.

Hipotiroidismo e impotencia masculina: ¿cómo solucionar el problema?

Ha llegado a demostrarse en este mismo estudio, que el restablecimiento de la función de tiroides en hombres mediante tratamiento médico, consigue normalizar la disfunción sexual en más de la mitad de los pacientes cuya impotencia derivó del mal funcionamiento de la glándula Tiroides.

Otro estudio por investigadores distintos, de la Fundación Dialnet, también ha asociado la alteración de la función de la glándula Tiroides con la Disfunción Eréctil. A pesar de que la alteración endocrina que provoca la mayoría de casos es por la relación entre diabetes e impotencia, por sus ya conocidas acciones negativas a nivel vascular y neurológico, no debe descartarse en ningún caso, que la Tiroides produce impotencia o, mejor dicho, disfunción eréctil.

Quienes nos dedicamos a la Andrología clínica y quirúrgica debemos tener en cuenta la función de la glándula tiroides en los casos sospechosos, ya que, como hemos visto, con solo mejorar el funcionamiento tiroideo, es posible revertir la Disfunción Eréctil secundaria a esta trastorno endocrino. Si sufres problemas de erección motivados por un problema de tiroides o cualquier otro, o desconoces su origen, contáctanos y encontraremos la forma de ayudarte.

Deja un comentario