Sífilis: síntomas y complicaciones

Sífilis
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La sífilis se presenta por varios síntomas, es una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria espiroqueta Treponema Pallidum. Se trata de una de las enfermedades de transmisión sexual más abundante junto con el VIH y la gonorrea, siendo el número de casos que aparecen al año cercano a los del VIH.

Los síntomas de la sífilis pueden agruparse en tres fases una vez se ha contagiado. El contagio de esta enfermedad se produce al mantener relaciones sexuales con personas que están infectadas de manera no segura, así como puede pasar de madres a hijos si éstas tienen la sífilis en el momento del parto o la gestación. El contacto con las yagas que produce la sífilis también puede provocar el contagio de la enfermedad.

Síntomas de la sífilis

Existen tres fases distintas en el estado de desarrollo de la sífilis, la primaria, la secundaria y la avanzada. Dependiendo en qué fase se encuentre, se manifiestan distintos síntomas.

• Fase Primaria:

o Aparición de una pequeña llaga o úlcera que aparece en la piel, generalmente indoloras. Reciben el nombre de chancros.
o Inflamación de los ganglios linfáticos.

• Fase Secundaria:

o Aparición de una erupción genital y en otras partes del cuerpo.
o Fiebre leve.
o Dolor de garganta.
o Fatiga y cansancio.
o Pérdida de peso.
o Dolores Musculares.
o Dolor de garganta.
o Pérdida de pelo.

• Fase Avanzada:

o Aparición de tumores de la piel.
o Daños al corazón que pueden causar aneurismas.
o Lesiones en el sistema nervioso.
o Posibles daños al cerebro y otros órganos.
o Entumecimiento.
o Ceguera gradual.

Complicaciones de la sífilis

Si la sífilis no es tratada y se llega a los síntomas de la fase avanzada, las posibles complicaciones que pueden surgir son realmente graves. Entre ellas, como ya hemos visto, están los posibles daños causados al corazón, causando series problemas cardiovasculares, como la aparición de aneurismas; ulceras destructivas de la piel, problemas en el sistema nervioso, aparición de meningitis, neurosifilis (infección del cerebro o de la medula espinal), etc.

Cuanto más tiempo pasa sin tratarse la sífilis desde el contagio, más se agravaran los síntomas y más difícil será de tratar. Además, en el caso de las mujeres, si la sífilis no se trata, durante el embarazo es muy posible que la infección se pase al feto. Por todo ello, si presenta alguno de los síntomas descritos arriba,  no dude en ponerse en contacto con un médico especialista y tomar medidas cuanto antes para evitar todas las complicaciones que la Sífilis lleva consigo.

Deja un comentario