Síndrome de pene oculto: un incómodo problema

síndrome de pene oculto
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El síndrome del pene oculto, también conocido como pene enterrado o pene hundido, es algo poco común pero no por ello significa que no tenga solución.

«Mi pene se esconde»: ¿qué es el síndrome de pene oculto?

Este síndrome del pene escondido consiste en que un hombre posee un pene de tamaño normal, pero a la vista pueda parecer de pequeño tamaño. Aunque al principio explicado así pueda parecer raro, esto se debe a que, aun a pesar de que los cuerpos cavernosos del pene se han desarrollado de manera normal y alcanzado un tamaño que podemos considerar como óptimo, este se encuentra “camuflado” por el exceso de piel en el pene, bien del escroto, bien del prepucio o de la pared abdominal.

Este síndrome, que también puede adoptar otros nombres como pene sumergido o pene retraído, es más frecuente en personas que presentan un exceso de peso, pero presenta tres distintas variantes clínicas que pueden tener causas u orígenes distintos:

Síndrome del pene escondido: los tres problemas del pene retraído y su origen

  • Pene membranoso: la estructura del pene, esto es, el propio pene, la uretra y el escroto son completamente normales, pero se presentan anomalías en la unión de la piel entre el escroto y el miembro. La causa de esto suele ser iatrogénica, es decir, efecto causado por alguna cirugía de pene realizada con anterioridad, como por ejemplo una circuncisión o cualquier otra cirugía de pene en la que se haya producido una excesiva resección de la piel del pene.
  • Pene atrapado: es una anomalía cuya causa suele ser también de carácter iatrogénico, adquirido especialmente tras la recuperación de la circuncisión, en la que el pene queda “atrapado” por la cicatrización posterior.
  • Pene oculto: una parte del pene o todo entero, es cubierto por un exceso de grasa suprapúbica y tejido adiposo. Esta afección puede ser congénita o iatrogénica.

El síndrome del pene oculto suele ocasionar molestias y en los casos más severos dificulta claramente la realización del acto sexual e incluso la propia micción, si la piel cubre prácticamente todo el pene y dificulta la evacuación de la orina al taponar la salida de la uretra. En los casos menos graves, se le puede recomendar al paciente que lleve a cabo una dieta para bajar de peso, pero en la mayoría de los casos es necesario el tratamiento quirúrgico.

¿Cuál es la solución para el exceso de piel en el pene hundido?

Y si mi pene se esconde, ¿cómo lo soluciono? El tratamiento quirúrgico puede variar dependiendo de cuál sea la variedad y gravedad de los problemas en el pene. El tratamiento es sencillo y eficaz, y se realiza bajo anestesia general. El objetivo, en cualquier caso, es el de reducir el tejido sobrante y poder liberar el pene retráctil. En algunos casos, al ser liberado este, es posible que se necesite implantar piel alrededor del mismo, ya que este puede quedar desprovisto de ella.

2 comentarios en “Síndrome de pene oculto: un incómodo problema”

  1. Me dirijo a ustedes para hacerles una consulta, tengo el pene oculto por la piel del escroto y me gustaría saber los pasos a seguir para buscar una solución a mi problema, gracias y un saludo.

  2. Hola, tengo un bebé apenas tiene 3 meses su pene está oculto casi que completamente y como madre he llorado por que nunca vi algo así y lo más triste soy de Venezuela apenas tengo para comer y no puedo hacerle una cirugía con ustedes ya que aquí en Venezuela no hay en los hospitales ni una jeringa ni ayuda aquí podría operarlo soy de bajos recursos gracias al gobierno de Chávez y Maduro ayuda favor, ¿qué me orientan?

Deja un comentario