todo sobre el síndrome de reifenstein

Síndrome de Reifenstein

 El Síndrome de Reifenstein, también conocido como síndrome de feminización testicular, es una enfermedad rara y
poco común que se produce durante la etapa infantil en los varones.

Básicamente este síndrome produce una insuficiencia de andrógenos, es decir, el cuerpo no responde como debería o se resiste a las hormonas masculinas, los andrógenos.

 Este síndrome se produce durante la gestación del niño, proceso durante el cual se producen los andrógenos que llevan a la aparición de los órganos genitales masculinos, pero en este caso se produce una mutación en los cromosomas X (cromosomas masculinos) que hace que el bebe no responda correctamente a los andrógenos, lo que puede impedir, dependiendo del grado de insensibilidad a los andrógenos, a la no aparición de los órganos genitales masculinos. Este síndrome es de tipo hereditario, y se transmite de padres a hijos.

Síntomas del Síndrome de Reifenstein

 Los diferentes grados de insensibilidad pueden causar diversos síntomas, desde la no aparición de los órganos genitales en el caso de que dicha insensibilidad sea completa, a otras afecciones cuando esta sea incompleta, como la aparición de hipospadias, la criptorquidia o la ginecomastia.

 Otros síntomas pueden ser el tener un pene de pequeño tamaño, disminución del vello corporal y la presencia en la madures de diferentes disfunciones sexuales  y de infertilidad.

Tratamiento

 Para diagnosticar el Síndrome de Reifenstein se realizan una serie de pruebas como:

  1. Medir los niveles de testosterona.
  2. El estudio de los receptores de andrógenos.
  3.  Análisis genéticos y de sangre.
  4. Ecografías.
  5. También pueden hacerse otras pruebas para no confundir el síndrome con el trastorno de insuficiencia de andrógenos.

 Los tratamientos son diversos, y estos dependerán del grado de incidencia de este síndrome; pudiendo ir desde un tratamiento con testosterona (hormona sexual masculina) para mejorar las posibilidades de tener hijos, hasta la corrección quirúrgica, siempre apoyada también por un tratamiento hormonal. Esta última, en ocasiones, puede aplazarse hasta que el niño alcance la edad para decidir por su cuenta, mientras que el tratamiento con testosterona puede aplicarse antes, para que a la hora de querer tener un hijo no sea un impedimento.

Cabe matizar que los individuos que tengan el síndrome de Reifenstein pueden llevar a cabo una vida plena y saludable. En casos más graves pueden presentarse problemas emocionales y psicológicos. Y que es a la hora de tener hijos, cuando aparecen los problemas por la incapacidad de concebirlos.

 Más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

 ¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.