¿Para qué se coloca una sonda foley y en qué te puede ayudar?

sonda foley

Es bastante común que lleguen pacientes con dificultades para orinar por sí mismos o controlar la orina. Esto puede ser por varias razones: una obstrucción en la vejiga, tras una cirugía o en casos de incontinencia. Para todas estas situaciones, lo más indicado es la sonda Foley.

Qué es la sonda Foley

Una sonda Foley es un dispositivo médico que se utiliza para drenar la orina de la vejiga urinaria. Consiste en un tubo flexible y delgado que se inserta a través de la uretra y se coloca en la vejiga para permitir la salida de la orina.

La sonda Foley tiene un globo en la punta y se infla cuando está en la vejiga, con agua o aire. De esta forma, se mantiene en su lugar y evitamos que se salga. Hay diferentes tamaños de sondas Foley disponibles para su uso en diferentes pacientes.

Estas sondas se utilizan comúnmente en las situaciones que hemos descrito anteriormente. Las causas más habituales se dan cuando el paciente no puede orinar por sí mismo. Esto no solo significa que no pueda, como en casos de obstrucción de la vejiga. Si no que puede ser que esté impedido en cama, como después de una cirugía. También se pueden usar en pacientes con incontinencia urinaria o para medir la producción de orina en una unidad de cuidados intensivos.

>> También te puede interesar: Tratamientos para las disfunciones sexuales

Cómo se coloca la sonda Foley: cuidados

La colocación de una sonda Foley es un procedimiento médico que implica la inserción de un tubo en la vejiga a través de la uretra para drenar la orina. Aquí te brindo algunos cuidados y la técnica de colocación:

  1. La higiene es fundamental: lavado de manos, guantes estériles y desinfección del área genital.
  2. Se debe utilizar una sonda estéril para prevenir la infección.
  3. El procedimiento puede ser incómodo, por lo que se puede administrar un anestésico local en el área.
  4. Se debe mantener una técnica aséptica durante todo el procedimiento.
  5. Es importante monitorear el funcionamiento de la sonda. Asegurándose de que la orina sea clara y sin sangre.

Pasos de la técnica de colocación de la sonda

  1. Coloca al paciente en posición supina con las rodillas dobladas y las piernas separadas.
  2. Lubrica la punta de la sonda y comienza a insertarla en la uretra del paciente.
  3. Una vez que la sonda ha llegado a la vejiga, debe fluir orina.
  4. Infla el globo en la punta de la sonda para asegurar que la sonda permanezca en su lugar.
  5. Conecta la sonda a una bolsa de recolección de orina.
  6. Asegúrate de que el paciente esté cómodo y monitorea la orina drenada.

Documenta el procedimiento y cualquier observación importante. La inserción de una sonda Foley debe ser realizada por un profesional de la salud capacitado para reducir el riesgo de lesiones o complicaciones.

Complicaciones más comunes al colocar una sonda Foley

La colocación de una sonda Foley es un procedimiento médico común y seguro. Pero como cualquier otro procedimiento médico, pueden ocurrir complicaciones. Algunas de las complicaciones más frecuentes incluyen:

  1. Infección del tracto urinario: la infección es una complicación común después de la inserción de una sonda Foley. La sonda puede introducir bacterias en la vejiga. Se recomienda tomar medidas para reducir el riesgo de infección: mantener una técnica aséptica durante la inserción de la sonda y monitorear la orina drenada para detectar signos de infección.
  2. Hemorragia uretral: la sonda Foley puede causar una pequeña cantidad de sangrado en la uretra durante la inserción. En raras ocasiones, puede ocurrir una hemorragia más grave, que puede requerir tratamiento adicional.
  3. Dolor y molestias: la inserción de una sonda Foley puede ser incómoda y dolorosa, especialmente si el paciente tiene una inflamación de la uretra.
  4. Retención urinaria: en algunos casos, la sonda Foley puede hacer que la vejiga se debilite, lo que puede llevar a problemas para vaciar la vejiga sin la sonda. Si el paciente tiene dificultades para orinar después de retirar la sonda, debe buscar atención médica inmediata.
  5. Lesiones: en raras ocasiones, la inserción de una sonda Foley puede causar lesiones en la uretra o la vejiga.

Si se experimenta algún problema o complicación después de la inserción de una sonda Foley, es importante buscar atención médica inmediata.

PIDE CITA AQUÍ

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

Deja un comentario