Guía para utilizar suspensorios testiculares

suspensorios testiculares
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El uso médico de los suspensorios testiculares es un tema trascendente para muchísimos hombres. ¿Tienes claro qué es un suspensorio? ¿Para qué sirven los suspensorios para hombres? Compartimos con vosotros una pequeñas guía médica, práctica y cotidiana, del uso del suspensorio testicular médico.

¿Qué es un suspensorio testicular médico?

Se trata de una prenda o complemento diseñada para proteger los testículos de una lesión. Al ser atlética, distribuye la fuerza de impacto sobre la zona púbica en lugar del tejido suave. Cualquier suspensorio para testículos se coloca de idéntica manera, introduciendo las piernas y colocando con cuidado la bolsa testicular en la cavidad destinada a tal fin. Su uso está muy extendido en deportes de contacto pero hay ocasiones en las que también se recomienda recurrir a los suspensorios masculinos por prescripción médica.

¿Para qué se usan los suspensorios testiculares? Casos en los que está recomendado el uso de suspensorios masculinos

Desde hace décadas hay muchos hombres en quienes está indicado el uso de suspensorio escrotal. Y esto es porque son más propensos a tener problemas a nivel de los testículos. Son los que padecen las siguientes patologías:

1.- Varicocele: el varicocele es una patología en la que los vasos sanguíneos que discurren por los cordones espermáticos sufren ingurgitación. Son como las varices de las piernas, pero en la zona de los cordones espermáticos. Gran riesgo de sufrir dolor e inflamación severa.

2.-Hernias inguinales: los hombres que son portadores de hernias a nivel inguinal son muy propensos a que éstas se compliquen al realizar ejercicios físicos.

3.- Hernias inguino-escrotales: hay hernias que trascienden los canales inguinales e invaden la zona escrotal.

4.- Bolsas escrotales gigantes: situación poco común en que el hombre posee de manera espontánea y de nacimiento un tamaño exageradamente grande de las bosas escrotales, por lo que es necesario llevar un suspensorio médico.

Estas situaciones descritas anteriormente hacen de la práctica de deporte un ejercicio de riesgo, puesto que un traumatismo testicular podría producir una torsión testicular. Esta es una situación de extrema urgencia ya que el testículo queda privado de riego sanguíneo, pudiendo necrosarse o morir en poco tiempo.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar suspensorios para testículos? Tamaño y consejo profesional, claves para acertar en el suspensorio escrotal

  1. Estar seguro de que el tamaño es el adecuado, ya que hay de diversos tamaños.
  2. Comprar ropa interior ajustada que se usará directamente sobre el cuerpo y encima irá el suspensorio.
  3. No comprar suspensorios testiculares que tengan tejido acolchado interiormente, ya que eso puede no fijar bien a los testículos en su lugar durante el ejercicio físico.
  4. Siempre tener más de uno, puesto que al ser de naturaleza elástica, y al ser lavados, pierden su elasticidad en unos meses.
  5. Consultar con su médico de confianza, ya que las patologías descritas anteriormente son de corrección quirúrgica. Puede que deba ser operado primero de una hernia inguinal o inguino-escrotal.

Si usted cree tener algunas de las patologías descritas o tienes dudas sobre la conveniencia y uso de los suspensorios testiculares, no dudes en ponerte en contacto con nosotros: en Men Solutions contamos con un equipo de expertos formados para solucionar todas estas cuestiones. ¡Te esperamos!

Deja un comentario