¿Cómo superar la timidez sexual?

Timidez sexual
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La timidez o la vergüenza es uno de los peores enemigos que puede tener el sexo. Sin embargo, es algo inherente el hecho de que sintamos vergüenza cuando mantenemos relaciones con alguien a quien acabamos de conocer, con quien no tenemos la suficiente confianza o cuando mantenemos las primeras relaciones sexuales con nuestra pareja. ¡Descubramos más sobre la timidez sexual!

Timidez sexual, ¿cómo vencerla?

La timidez puede producirse por cualquier cosa, aunque una de las principales y que suele ocurrir durante las primeras relaciones sexuales que mantenemos con una persona, es el miedo o la vergüenza a mostrar nuestro cuerpo desnudo. Esta timidez no solo se produce por el hecho de estar ante otra persona, sino que sentimos vergüenza por nosotros mismos, es decir, no tenemos la suficiente confianza en nosotros mismo como para sentirnos seguros.

Una de las medidas, de sobra conocido, para evitar la vergüenza de vernos desnudos entre nosotros, es el de mantener las relaciones sexuales con la luz apagada. Aun así, la timidez puede continuar y causar algunos problemas, como por ejemplo algún tipo de disfunciones sexuales tanto en hombres como mujeres, como por ejemplo sufrir el temido gatillazo en los hombres, o que las mujeres no alcancen un nivel de excitación y no se produzca una correcta lubricación vaginal.

No existe un método mágico para dejar de sentir vergüenza, lo único que podemos decir es que con el tiempo, según vayamos adquiriendo y ganando confianza con nuestra pareja. Es importante dejar de pensar que las relaciones sexuales son una especie de examen que debemos pasar ante nuestra pareja, simplemente relajaros y dejaros llevar para poder disfrutar.

Del mismo modo, es importante que adquiramos confianza en nosotros mismos. Muchos hombres y mujeres no tienen la suficiente confianza porque no se sienten a gusto con su propio cuerpo, lo cual hace que nos sintamos avergonzados a la hora de mostrarnos desnudos. Por lo tanto es importante ganar confianza en nosotros mismos.

Si la timidez persistiera y afecte gravemente a vuestra vida sexual y a la vida en pareja, siempre es recomendable que acudáis a un profesional para ver cuál es la causa del problema y tratarlo para poder solucionarlo.

Deja un comentario