Tratamiento para la orquitis testicular

orquitis

El dolor es el síntoma cardinal con diferencia, que lleva a los pacientes a la consulta, ya sea externa o de urgencias. En el caso de que el dolor se asiente en un testículo (o en los dos dos), seguramente el paciente acudirá a consulta de forma muy rápida. El dolor en uno o los dos testículos, y la inflamación, se conoce como orquitis. Esta afección tiene un tratamiento diferente según el grado de infección.

Causas de la orquitis

Son varias las razones por las que un hombre puede verse afectado por un caso de orquitis. Al tratarse de una enfermedad tan frecuente, son muchas las causas que pueden dar lugar a esta afección:

  • Infección por bacterias o virus. Las bacterias más frecuentes son las que provocan Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), tema que ya hemos tocado en post anteriores extensamente. Los virus más frecuentes también se relacionan con dichas infecciones de transmisión sexual.
  • El virus de las Paperas (Parotiditis) también causa orquitis de manera frecuente en adolescentes o niños mayores. Y cuando aparece a edades adultas puede relacionarse incluso con infertilidad masculina.
  • Infecciones de la uretra por diferentes causas.
  • Uso prolongado de sonda vesical.
  • Complicación en cirugías del escroto o del pene.
  • Ser adulto mayor o con enfermedades que disminuyan la eficiencia del sistema inmunitario.
  • Problemas anatómicos del sistema urinario congénitos (de nacimiento).
  • Torsión testicular: Esta es una urgencia a menudo quirúrgica.

Síntomas de la orquitis

El dolor es el principal síntoma. Al menos, es el más reconocible cuando se da un caso de orquitis. Pero hay otras formas en las que se puede mostrar un caso de orquitis. Estos son los síntomas más comunes:

  • El dolor es el síntoma predominante. Por eso es normal que se dé con otros de los síntomas aquí recogidos.
  • Dolor en las relaciones sexuales.
  • Secreción por el meato urinario.
  • Sangre en el semen.
  • Fiebre y malestar general.
  • Molestias urinarias (disuria).
  • Inflamación del escroto.
  • Dolor en las zonas inguinales con aumento de tamaño de los ganglios en dichas zonas.

Tratamiento de la orquitis

Como la inmensa mayoría de casos de orquitis son de origen infeccioso, los antibióticos son quizás la primera línea de tratamiento. Los antibióticos más utilizados son las cefalosporinas de tercera generación, las quinolonas, y otros.

Sin embargo, cuando la orquitis es de origen viral, los antibióticos pierden protagonismo y se actúa de forma conservadora con analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos, medidas generales y reposo.

Normalmente el tratamiento de la orquitis es ambulatorio, salvo, cuando se ha formado un absceso. Aquí, hay que drenar el pus o material acumulado. Por tanto, es posible que haya que hospitalizar al paciente.

Como medidas generales se indican:

  • Reposo absoluto durante unas 48 a 72 horas.
  • Hielo de aplicación local por pocos minutos varias veces al día.
  • Uso de sujetador testicular a fin de minimizar el movimiento del testículo o testículos afectados.
  • Tratar a la pareja también es importante.
  • Uso de preservativo para las relaciones sexuales a fin de evitar sucesivos contagios.
  • Evitar prácticas sexuales de riesgo.

Mención aparte merece el tratamiento de la torsión testicular, ya que terminan en sala de operaciones. Cuando el testículo realiza una torsión sobre su propio eje, termina provocando un fallo en el riego sanguíneo. Esto es grave, ya que podría perderse el testículo si no se opera a tiempo para corregir la torsión.

Ante cualquier duda o pregunta puedes escribirnos un email o contactar con nosotros para que te ayudemos a resolver tus inquietudes.

Deja un comentario