Punto G femenino

Cómo Estimular el Punto G Femenino

  El principal reto de todo hombre es volver loca a su pareja (sexualmente hablando), de allí a la búsqueda de cómo estimular el punto G femenino. Te revelamos el secreto mejor guardado.

Una de las preocupaciones de los hombres durante las relaciones sexuales, aunque no siempre, es la de conseguir llevar a su pareja al orgasmo, a través de la estimulación del llamado punto G femenino. La principal duda que surge es ¿cómo estimularlo? A continuación os damos una serie de consejos que podéis llevar a cabo para conseguirlo.

 Lo primero de todo es por supuesto saber dónde se encuentra. Se localiza a unos pocos centímetros de la entrada de la vagina, en la parte superior. Debido a su localización, resulta más difícil de estimular directamente durante la penetración, aunque los hombres con penes ligeramente curvados lo tienen más fácil. Pero el mundo no empieza y termina con la penetración.

  Uno de los principales elementos a tener en cuenta sobre como estimular el punto G de la mujer es que las mujeres necesitan alcanzar un grado de excitación bastante mayor que el que necesitan los hombres. Por lo tanto podemos usar los dedos como herramienta para estimular el punto G femenino. Antes de hacerlo, se recomienda estimular el clítoris. Una vez veamos que se ha logrado la estimulación adecuada del clítoris, se puede pasar a estimular el punto G con los dedos. Bastara con introducir un dedo entre unos 3 y 5 cm ligeramente curvado hacia arriba. Sobre todo hay que ser pausados y marcar un ritmo de estimulación que podemos ir aumentando poco a poco. El movimiento que debes realizar es desde adelante a atrás, como si quisieras indicar a alguien “ven aquí”. Combinar la estimulación del punto G con la del clítoris pueden contribuir a lograr potentes orgasmos.

  Durante estos “juegos preliminares” se puede conseguir que las mujeres lleguen al orgasmo, no siendo la penetración lo único realmente importante, por lo que conviene tomarse estos preliminares  con calma y no como algo introductorio simplemente, ya que pueden ser una gran fuente de excitación.

  Durante la penetración, hay varias posturas sexuales que nos pueden resultar más sencillas para poder estimular el punto G de la mujer. Aunque parezca mentira, con la posición del misionero se logra una buena estimulación, pues la manera en la que el pene se introduce en la vagina permite su estimulación.

  Pero si estamos hartos de las mimas posturas de siempre, ¿cómo estimular el punto G femenino con la penetración? Pues con la postura del perrito, que también otorga un gran placer. Esta postura permite el roce del pene con la pared frontal de la vagina, estimulando el punto G. En la posición de la cuchara también se consigue un contacto similar.

Otra buena postura es el de la mujer arriba, pues es ella la que controla la profundidad y el ángulo de penetración.

  Lo más importante pues a tener en cuenta, es el de tomaros con calma los juegos preliminares, escuchar lo que os diga vuestra pareja, y sobre todo entre los dos probar distintas posturas sexuales para ver cuales pueden resultaros más placenteras a los dos.

 Más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

 ¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.