Depresión y sexualidad

Depresión y sexualidad

  Hay muchos trastornos o enfermedades que pueden provocar problemas a nuestra vida sexual, y la depresión es uno de ellos. La depresión afecta a todos los aspectos de la vida cotidiana, y por supuesto, la vida sexual no es una excepción, y esto puede afectar a la vida en pareja o al matrimonio; de hecho, la depresión es uno de los trastornos que más genera este tipo de problemas. Es España, la depresión afecta alrededor de a un 10% de la población.

  La depresión es un trastorno del estado de ánimo que causa tristeza, infelicidad, abatimiento, cansancio, etc. Cuando se produce este estado de ánimo, el sexo pasa a un segundo plano, pues se disminuye el deseo sexual. Esto se debe, entre otras causas, a que el estado de depresión puede causar desbarajustes o desequilibrios en los procesos químicos del cerebro, y como ya hemos recalcado varias veces, el cerebro es el órgano sexual más potente, de hecho, es en el cerebro donde comienza el deseo sexual.

En los casos más graves de depresión, lo normal es que el deseo sexual desaparezca casi por completo, al igual que puede ocurrir con las ganas de comer, hacer deporte, o cualquier actividad en general. En caso de que la pareja intente insistir para practicar sexo, pensando que así puede ayudar, las consecuencias pueden ser aun más graves, dificultando la recuperación del depresivo.

  Cuando se sufre depresión, los médicos suelen recetar antidepresivos para superarla; pero el problema es que, en ocasiones, estos medicamentos también pueden interferir en el deseo sexual causando varios trastornos, como por ejemplo una disminución del deseo sexual, imposibilidad de llegar al orgasmo, o disfunción eréctil en los hombres.

  Por lo tanto, ¿Qué se debe hacer para superar la depresión? Por supuesto, para aquellas personas que sufren depresión y ven afectada su vida sexual, lo que necesitan es superar dicha depresión. La mejor manera de intentarlo es mediante métodos terapéuticos, puesto que como ya hemos visto los antidepresivos pueden empeorar la situación. También vimos que el tratamiento con antidepresivos era el responsable de la Disfución Eréctil.  Según los especialistas, el mejor método terapéutico es el integral, en el que se aborda al mismo tiempo la depresión y los trastornos sexuales.

  Si tu pareja sufre de depresión tú también puede ayudarla en la recuperación y ser de utilidad. Es importante comportarse con normalidad, escuchar a tu pareja y hablar con ella, no insistir en practicar sexo, y sobre todo controlar que siga con la terapia o tratamiento recomendado.

  Más información puede llamar al Telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.