La dieta mediterránea ayuda a curar problemas de disfunción sexual

La dieta mediterránea es tu mejor aliada para prevenir la Disfunción Eréctil

¿Sabías que la dieta mediterránea es buena para los casos de Disfunción Eréctil? Hoy te vamos a contar por qué.

La dieta mediterránea es capaz de prevenir la Disfunción Eréctil. ¿Por qué? Porque, a su vez, previene la aparición de alteraciones cardiovasculares. Gracias a que contiene en grandes cantidades de anti oxidantes y “colesterol bueno”.

Como es bien sabido y está demostrado hasta la saciedad, la Disfunción Eréctil es un síntoma que, en el 90% de los casos, tiene su origen en la mala perfusión o circulación sanguínea a nivel del pene.

Es más, está descrito que cuando los médicos especialistas en Andrología diagnosticamos Disfunción Eréctil de origen vascular en un paciente, debemos recomendar un estudio cardíaco y de arterias coronarias. Ello, a la vez que le damos tratamiento para mejorar su función sexual, ya que es seguro que tendrá cierto grado de obstrucción en las demás arterias del cuerpo.

¿Qué alimentos destacamos de la dieta mediterránea para casos de Difunción Sexual?

  • El aceite de oliva virgen
  • Pescado blanco y mejor aún, pescado azul
  • Frutos secos
  • Vegetales variados y acompañados de una copa de vino tinto, generalmente.

Te dejamos un resumen de 10 puntos recomendados por la Fundación dieta mediterránea. Como recomendación, incorpora esta dieta mediterránea para prevenir la Disfunción Eréctil. Así, podrás disfrutar de tu Vida Sexual hasta que tengas muchos, muchos años de vida.

Pirámide de alimentación de dieta mediterránea para difuncion erectil

Claves de la dieta mediterránea para eliminar la disfunción eréctil

1.- Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia: frutas, verduras, frutos secos, champiñones, etc.

2.- Utilizar aceite de oliva como principal fuente grasa.

3.- Consumir pan y alimentos de origen en cereales: pastas, arroz integral, etc.

4.- Intenta consumir alimentos poco o nada procesados, de temporada, ya que están en el momento ideal para consumirlos, como las frutas y verduras.

5.- Consumir alimentos lácteos como yogurt y queso, en su justa medida. Mejorando la flora intestinal.

6.- Carnes rojas: Hay que consumirlas en poca cantidad, ya que la grasa animal no es tan saludable y aporta “colesterol malo” a la circulación sanguínea, taponando las arterias.

7.- Consumir pescado azul en abundancia. Como mínimo dos veces en semana, ya que su grasa, a pesar de ser de origen animal, tiene propiedades muy parecidas a la grasa de origen vegetal.

8.- Los postres tendrían que ser fruta fresca de estación. Los pasteles y dulces no deberían consumirse con frecuencia y menos como fin de la comida.

9.- El agua es la bebida del Mediterráneo, entre uno a dos litros por día, aunque el vino es muy popular y solo deberá ser bebido con las comidas y en cantidades moderadas.

10.- Realizar actividad física a diario, ya que es tan importante como comer de forma saludable.

Además, es recomendable seguir las siguientes pautas de forma general, también recomendada por la Fundación dieta mediterránea:

  • Consumir con moderación. Los tamaños de las raciones deben ser frugales, adaptados a las necesidades energéticas del estilo de vida actual: urbano y sedentario.
  • Cocinar. Cocinar es una actividad importante, que necesita su espacio y tiempo. Cocinar puede ser relajado y divertido y puede compartirse con familia y amigos.
  • Compartir la comida. La convivencia es un valor importante de las comidas a nivel social y cultural, más allá del aspecto nutricional. Cocinar, sentarse en una mesa y compartir la comida con familia y amigos es un apoyo social.
  • Respetar las estaciones. Elegir preferentemente alimentos de temporada -frescos y poco procesados- aumenta el contenido de nutrientes protectores de la dieta. El consumo de productos locales, tradicionales, cultivados respetando el medio ambiente y biodiversos contribuye a la preservación del medio ambiente y del paisaje mediterráneo.
  • Realizar ejercicio físico. La práctica regular de una actividad física moderada (al menos 30 minutos al día) es un complemento básico a la dieta para equilibrar el aporte energético, mantener un peso saludable y muchos otros beneficios para la salud. Caminar, subir las escaleras en vez de ir en ascensor, limpiar la casa, etc. son formas sencillas y fáciles de hacer ejercicio. Practicar actividades en el exterior y preferiblemente junto con otras personas lo hace más divertido y aumenta la sensación de comunidad.
  • Descansar. El descanso es también parte de una forma de vida equilibrada y saludable.

Como puede observarse, la dieta mediterránea (especialmente en España, Francia, Italia, Grecia, Malta) no solo es beneficiosa para problemas de Disfunciones Sexuales.  Además, es de las más saludables a nivel mundial y es la que recomendamos en nuestras clínicas MenSolutions.

Es uno de los principales puntos cuando trazamos un cambio en el estilo de vida de nuestros pacientes, para recuperar la salud y prevenir la aparición de Disfunción Eréctil.

Acompañando a nuestros tratamientos, hacemos que nuestros pacientes se descarguen la “Pirámide de la dieta mediterránea”:

http://mediterradiet.org/es/nutrition/mediterranean_diet_pyramid

La peguen en su nevera y tomen conciencia de que el cambio del estilo de vida va de la mano en el tratamiento y curación de la Disfunción Eréctil que le aqueja.

Si crees padecer de Disfunción Eréctil puedes escribirnos a info@mensolutions.es, recabar mayor información entrando a nuestra web: www.mensolutions.es o simplemente llamarnos al 0034-913280603 y con mucho gusto te daremos toda la información que necesitas.

 

Dr. Fernando Salas C.

Cirujano-Andrólogo

Director General Mensolutions