Espermicidas

Espermicidas

 Muchas personas han oído hablar de los espermicidas, pero seguro que muchos de ellos no sabrían identificar o definir exactamente que son.

Pues bien, los espermicidas son un método anticonceptivo complementario, es decir, no se usa de manera único, como otros anticonceptivos como el preservativo por ejemplo, sino que son usados como complemento a otros métodos anticonceptivos. Su función principal es la de impedir la movilidad de los espermatozoides, o para que nos entendamos, “matar” los espermatozoides que hayan superado la protección de los anticonceptivos de barrera, como los preservativos o el diafragma, de ahí que actúe como un complemento de ellos. De hecho, el uso del diafragma siempre va acompañado del uso de espermicidas para elevar su porcentaje de efectividad.

 Correctamente usados, los espermicidas tienen una efectividad del 95%. Estos pueden ser adquiridos y usados en diversos soportes o medios, como en geles, aerosoles, espumas, laminas, supositorios, etc. Se venden algunos tipos de preservativos que ya llevan incorporado algún tipo de espermicida. Aunque pueden usarse solos, su efectividad no es muy alta en esos casos, por lo que siempre ha de usarse como ya hemos dicho, como un método complementario. Además, el uso único de espermicidas no protege del contagio de enfermedades de transmisión sexual.

¿Como usar un espermicida?

Para usarlo de manera correcta, el espermicida ha de ser aplicado entre unos 15 y 10 minutos antes de mantener las relaciones sexuales en el interior de la vagina, bien con los dedos o mediante un aplicador. Su efectividad es de unos 60 minutos, por lo que es conveniente aplicarse el espermicida antes de cada relación sexual. Es muy importante evitar darse una ducha vaginal inmediatamente después del coito, y conviene esperar entre 6 y 8 horas después.

Ventajas y benificios de los espermicidas

 Entre sus ventajas o beneficios, los espermicidas son fáciles de colocar, son fáciles de conseguir y no se necesita ninguna receta médica, pueden usarse durante la lactancia y no afectan de ninguna manera a los niveles hormonales. Aun así, pueden provocar algunos efectos secundarios desagradables, como irritación en el pene y en la vagina.

 Y sobre todo recordar que los espermicidas no han de usarse como un único método de protección, puesto que si no se usa conjuntamente con otro anticonceptivo su eficacia es muy baja, y no protege de enfermedades de transmisión sexual.

 Para más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

 ¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.