Las feromonas influyen en la sexualidad

Feromonas y Atracción Sexual

  Las feromonas, termino que proviene de las palabras griegas Fero, que significa transmitir, y Hormon, que significa excitar.

Pero, ¿qué son las feromonas?

Son unas sustancias químicas de composición variable que son segregadas por los seres vivos con el objetivo de causar ciertos comportamientos en otros seres vivos de la misma especie. Pueden servir para atraer sexualmente a individuos del sexo opuesto o para marcar el territorio en el caso de los animales. La segregación de feromonas por parte de los seres humanos para atraer sexualmente a miembros del sexo opuesto no está probada al 100 por 100 de manera científica, por lo que, aunque algunos científicos afirman la existencia de feromonas humanas, no hay un consenso definitivo.

  Popularmente hay muchas frases o expresiones en las que hacemos referencia a las feromonas. Por ejemplo cuando existe una cierta atracción sexual, se suele decir “serán las feromonas” o “tiene las feromonas alteradas”. Hasta hace unos pocos años, se creía que las feromonas en los humanos no tenían ninguna relación o no funcionaban como elemento de atracción sexual, pero en los últimos años, en estudios realizados con hombres y mujeres, sugieren que las feromonas pueden hacer entrar en “celo” a hombre y mujeres.

¿Cómo captamos las feromonas?

  Siempre se ha hablado de amor a primera vista, pero algunos estudios sugieren que más bien deberíamos hablar de amor a primer olfato. Las feromonas son segregadas a través del sudor, no tienen ningún olor característico que podamos captar, pero si algunas de las sustancias químicas que las componen. Estas son captadas a través del órgano vomeronasal u órgano de Jacobson, que se encuentra entre la boca y la nariz. Este órgano, traduce el mensaje que transportan las feromonas a nuestro hipotálamo y genera en el individuo ciertas respuestas físicas y emocionales, sin ser conscientes nosotros de este proceso. Todos los olores nos generan ciertas sensaciones, y este es un caso más.

  Para los seres humanos se han constatado algunos ejemplos de los efectos que producen las feromonas y que constatan su evidencia. El ejemplo más usado es el de la sincronización del periodo menstrual entre mujeres que viven juntas.

  En general se usan las feromonas para explicar porque en determinadas ocasiones podemos sentir un deseo y una atracción sexual hacia otro individuo sin nosotros saber explicar el porqué de esa atracción.

 

¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.