Fimosis

Fimosis

  La fimosis es una anomalía que se produce en la piel que rodea el glande, denominado prepucio. Esta anomalía se produce cuando el prepucio es demasiado estrecho e impide que se pueda retraer para dejar el glande al descubierto. La fimosis afecta a la vida sexual de diversas maneras.

  La fimosis altera la vida sexual de los hombres de varias formas. La primera de ellas es por supuesto el dolor durante la masturbación o las relaciones sexuales. Al producirse la erección, la piel del prepucio puede provocar dolores al no poder retraerse. Sufrir dolor puede depender de diversos factores, como por ejemplo el grado de fimosis que se sufra. Hay hombres que teniendo un grado menor de fimosis pueden mantener relaciones sexuales sin ningún tipo de dolor, especialmente con el uso de lubricantes o preservativos que faciliten la lubricación. Aun así, aunque usted no tenga dolor, es recomendable acudir al médico para tratar su fimosis.

  La fimosis se puede clasificar de diversas maneras, desde su aparición (si es congénita o adquirida), hasta el tipo o grado de fimosis. En la mayoría de los casos, la fimosis suele ser congénita, algo con lo que se nace. En la gran mayoría de los casos, este tipo de fimosis suele desaparecer por sí sola, especialmente cuando el niño cumple los 3 años.
 

  En cuanto a la tipología de la fimosis, esta suele realizarse debido al grado de gravedad que presenta la fimosis. Por lo general, suelen distinguirse cuatro tipos distintos:

301px-Penis_avec_fimosis

Grado I: se trata de la más leve. El prepucio puede retraerse sobre el glande, pero dejando una especia de anillo fibrótico que lo constriñe.

Grado II: el prepucio puede retraerse solo de manera parcial. A diferencia del grado I, no puede dejarse al descubierto todo el glande, solo una parte.

Grado III: el prepucio apenas puede retraerse, dejando simplemente a la vista el meato uretral.

Grado IV: el prepucio no puede retraerse en absoluto. Es el grado más severo.

También puede encontrarse una tipología diferente sobre la fimosis, apareciendo 3 tipos distintos:

Puntiforme: En este caso, la piel del prepucio se estrecha tanto, que puede llegar a dificultad hasta la micción.

Cicatricial o anular no retraíble: Es cuando la piel del prepucio se encuentra endurecida y no se retrae ni deja libre al glande. Puede ser muy dolorosa.

Anular retraíble: Este tipo de Fimosis también tiene un orificio de salida del meato urinario muy pequeño, pero la piel del prepucio sí puede retraerse, llegando a descubrir completamente al glande.

 

800px-Orinando_con_fimosis
La fimosis puede dificultar la expulsión de la orina. Foto de Plisman.

  Dentro de los tratamientos para tratar la fimosis el más conocido es la circuncisión, cuya finalidad es eliminar la porción del prepucio que cubre el glande del pene; y el otro es la prepucioplastia, que consiste el realizar uno o dos cortes laterales en el prepucio, con un bisturí eléctrico, que a la vez que corta va cauterizando la herida, con lo que se consigue ampliar la apertura del prepucio.

  Por lo general se aplicara al paciente anestesia local, mediante una serie de pequeños pinchazos en distintas partes del pene, indoloros en la mayoría de los casos. A continuación, se separa la capa interna del prepucio de su unión con el glande, y el cirujano procede a colocar el dispositivo de circuncisión.

625px-Glans_Penis_by_David_Shankbone
Pene circuncidado sin frenillo. Foto de DavidShankbone.

  Una vez este colocado, el cirujano comenzara a cortar el prepucio con un bisturí eléctrico alrededor del glande. En la parte central del pene se secciona el frenillo. Por último se le coloca al paciente una sutura auto absorbible para que la herida cicatrice. Esta sutura está hecha de sustancias que son absorbidas por nuestro organismo y suelen caerse en un periodo aproximado de 2 semanas.

  La operación tiene una duración aproximada de una media hora. Durante los primeros días deberá guardar reposo. Una semana después de la operación puede volver a realizar vida normal, aunque deberá abstenerse de realizar deporte y esperar al menos un mes para mantener relaciones

  En Men Solutions de Clínica Menorca contamos con dos quirófanos totalmente implementados y un equipo de médicos cirujanos de alta especialización y experiencia. No dude en consultarnos.

  Más información puede llamar al telf. 91 328 0603.