Gatillazo y disfunción eréctil

Gatillazo y Disfunción Eréctil

 La gran mayoría de los hombres sufren, han sufrido o sufrirán, de algún problema de erección transitorio, esto es, lo más conocido como gatillazo. Algunas personas creen que sufrir uno o más gatillazos supone sufrir problemas de erección tales como la disfunción eréctil, pero esto no tiene nada que ver. Como ya hemos dicho, los gatillazos son problemas de erección de tipo transitorio, y no se les considera disfunción eréctil.

¿Qué es un gatillazo?

 La definición propia del gatillazo es la perdida de erección transitoria y que se da de manera esporádica, mientras que la disfunción eréctil es la imposibilidad de lograr la erección total. Lo que esto significa, es que, una vez conseguida la erección, en algún momento, antes o durante el coito, se produce la perdida de erección, mientras que la disfunción eréctil, en la mayoría de los casos consiste en la imposibilidad de lograr la erección.

 La palabra gatillazo es un término temido por muchos hombres, pero lo cierto es que no se trata de algo tan extraño, y de hecho le ha ocurrido o le ocurrirá a la mayoría de los hombres, al menos una vez en la vida; mientras que la disfunción eréctil afecta a un porcentaje mucho más pequeño de hombres. Se calcula que de entre los varones mayores de 45 años, 4 o 5 de cada 10 hombres la padecen.

 Las causas principales del gatillazo suelen ser de tipo psicológicas, como la ansiedad o el estrés. Haber sufrido un gatillazo previo y pensar y preocuparse en ello también puede hacer que vuelva a darse. El nerviosismo por no cumplir con tu pareja, estar con una nueva pareja o no cumplir las expectativas pueden ser también causas importantes. El gatillazo en un hombre también puede ser producto del consumo de tabaco drogas o alcohol. Muchas de estas causas también son las que pueden causar los problemas de disfunción eréctil.

 Si el gatillazo se convierte en un problema de tipo recurrente debe acudir a un médico o especialista. El tratamiento consiste básicamente en seguir algún tipo de terapia que solucione los problemas psicológicos y acompañarlos de ejercicios de Kegel. El 95% de los casos suelen solucionarse. En cambio, en la disfunción eréctil los tratamientos, aunque también pueden estar acompañados de terapia, suelen ser de tipo farmacológico e incluso quirúrgico.

Para más información puede llamar al telf. 913 280 603 – 673 101 012  o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.  

¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.