Hombre multiorgasmico

Hombre Multiorgásmico

 ¡El hombre multiorgásmico también existe! Como vimos en el post anterior, cuando se habla de términos como multiorgasmo o multiorgásmico, éstos suelen ir siempre asociados a las mujeres. Pero desde hace unos años hasta ahora, se ha venido hablando de la capacidad de los hombres para tener varios orgasmos durante un mismo acto sexual, al igual que las mujeres multiorgásmicas.

  Desde finales de los años 80, los doctores William Hartman y Marilyn Fithian, del Centro de Estudios Maritales y Sexuales de Long Beach (California), realizaron un estudio con el que descubrieron que, el 12 por ciento de los varones podían tener la capacidad para alcanzar el multiorgasmo.

  Durante muchos años, se ha relacionado el multiorgasmo con el tantra o el sexo tántrico. Si bien esta práctica tiene relaciones con este tema, no es necesario practicar el tantra para llegar al multiorgasmo.

  Para comprender a lo que nos referimos con multiorgasmo, debemos matizar una serie de cuestiones. Primeramente debemos diferenciar algo que parece básico, pero que ingenuamente solemos asociar, y es que no es lo mismo el orgasmo que la eyaculación. Debemos diferenciar entre orgasmo, eyaculación y erección como procesos independientes, aunque relacionados entre sí, pero que son fisiológicamente diferentes.

  Durante una relacción sexual, el momento de máximo placer es el orgasmo, que provoca una gran tensión en los músculos de nuestros cuerpos, para acabar en una gran relajación. Tras el orgasmo viene la resolución, que es la relajación total de todo nuestro cuerpo y baja la presión arterial. El pene va perdiendo progresivamente su erección Tras esto viene el periodo refractario, que podríamos definirlo como el periodo de descanso entre un acto sexual y otro. Este periodo refractario varia entre unos hombres y otros.

  Para conseguir el multiorgasmo masculino, ha de buscarse el orgasmo sin eyaculación. Para ellos se deben realizar una serie de ejercicios, destinados generalmente a fortalecer los músculos pubocoxigeos, esto es, los músculos del are genital y púbicos. Algunos de estos ejercicios pueden ser:

  • Contención de la orina durante el proceso, ayudando a fortalecer los músculos púbicos.

  • Contracción de los músculos púbicos unas cuantas veces al día.

  • Practicar uno mismo con la masturbación, intentando retener la eyaculación en el momento del orgasmo.

  Estos son una serie de ejercicios muy básicos. Los que practican el tantra, tienen una serie de técnicas muchos más avanzadas, como puede ser el yoga, pilates, la meditación, y un gran numero de ejercicios para aprender a retener y acumular energía sexual.

 
Más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.