La inseminación artificial

Inseminación Artificial

 La inseminación artificial es un método de reproducción asistida que se utiliza en aquellos casos en los que existen problemas de fertilidad. Este método consiste básicamente en la introducción de espermatozoides en el útero de la mujer cuando esta se encuentra ovulando.

Tipos de inseminación artificial

 Suelen distinguirse dos tipos distintos de inseminación artificial, y el uso de las mismas dependerá de cual sea la naturaleza de la infertilidad. Estos dos métodos se conocen como IAC e IAD, inseminación Artificial con semen del Cónyuge e inseminación Artificial con semen de Donante respectivamente.

 La inseminación artificial se realiza en aquellos casos en los que existe una infertilidad en la pareja. Dicha infertilidad puede ser tanto en la mujer como en el hombre, y sus causas pueden ser muy numerosas, como por ejemplo:

  • Problemas de esterilidad por baja movilidad de los espermatozoides.
  • Vaginismo en la mujer.
  • Endometriosis.
  • Esterilidad provocada por anomalías en el cuello del útero.
  • Esterilidad sin una causa aparente.

 En los casos en los que la infertilidad este causada por problemas en la calidad del semen de la pareja o el cónyuge, se recurrirá a donantes de semen para proceder a la fertilización. Por supuesto, los donantes de semen son seleccionados y han de pasar una serie de condiciones médicas y físicas.

 Una vez extraído el semen, tanto de la pareja como del donante, este puede ser usado o bien congelado para se usado posteriormente. Para la inseminación, se atenderá al periodo menstrual de la mujer, para proceder a la inseminación cuando esta se encuentre ovulando, aunque también es posible forzar la ovulación. Una vez se determina el mejor momento para la inseminación, se procede a depositar el semen, el cual puede ser colocado en la vagina, las trompas de Falopio o el cuello del útero. Su introducción puede hacerse por vía intrauterina o intravaginal.

 La inseminación artificial es una técnica muy segura y que tiene pocos efectos secundarios, siendo los más comunes la hiperestimulación ovárica. El porcentaje de éxito de la inseminación artificial ronda entre un 15 y un 70% dependiendo del grado de infertilidad.

 

¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.