Insuficiencia testicular

Insuficiencia Testicular

 Cuando se habla de insuficiencia testicular, nos referimos a un problema que se produce en los testículos, al ser estos incapaces de producir la cantidad necesaria de espermatozoides y de hormonas masculinas (testosterona). La insuficiencia testicular se pone en relación con el hipogonadismo, especialmente el hipogonadismo hipergonadotrópico, uno de los tres tipos de hipogonadismo, el cual suele estar ocasionado por algunas infecciones o enfermedades de transmisión sexual, y algunas otras enfermedades.

 La insuficiencia testicular en un problema muy poco común; pero a pesar de ello, son numerosas y muy diversas las causas que pueden originar este problema:

  • Lesión testicular (por ejemplo debido a un fuerte traumatismo).
  • Varicocele.
  • Torsión Testicular.
  • Paperas.
  • Consumo excesivo de algunas drogas, como la marihuana.
  • Actividades físicas que pueden ocasionar problemas en los testículos, como el ciclismo.

Síntomas

Los síntomas también pueden ser muy variados:

  • Perdida de masa muscular.
  • Perdida de vello, en la cara, las axilas y los genitales.
  • Aumento del tamaño de las mamas (ginecomastia).
  • Cambios en la voz.
  • Disminución de estatura.
  • Retraso en el crecimiento del pene.
  • Pérdida o disminución del deseo sexual.
  • Infertilidad.

 Diagnosticar la insuficiencia testicular puede resultar complicado en algunos casos, especialmente en los hombres mayores, puesto que algunos de los síntomas comentados anteriormente son cosas que se pueden producir con la edad, según vamos envejeciendo, como la disminucion del deseo sexual, perdida de masa muscular, etc. Un examen físico y análisis de sangre pueden revelar los problemas de la insuficiencia testicular.

Tratamiento

 El tratamiento principal es el de la administración se suplementos hormonales masculinos. Estos suplementos pueden ser suministrados bien a través de parches, pastillas o geles, o las inyecciones de testosterona. Este tratamiento ha de estar constantemente supervisado por un medico, puesto que las terapias hormonales pueden tener ciertos efectos secundarios si no se realizan adecuadamente, como el aumento de la glándula prostática, aumento del colesterol o cambios en el estado anímico.

 ¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.