Láser de Alta intensidad para la Disfunción Eréctil

Laser alta intensidad para tratar la Disfunción Eréctil
Laser alta intensidad para tratar la Disfunción Eréctil

Tratamiento revolucionario y efectivo

Los sorprendentes resultados obtenidos en pacientes tratados con Láser de Alta Intensidad confieren al mismo como una de las mejores alternativas en el tratamiento de la disfunción eréctil.

El uso de este láser interesa tanto como tratamiento preventivo en personas que refieren alguna primera sensación anómala como simplemente para quienes quieran mejorar su rendimiento sexual  ya sea por causas psicológicas u orgánicas. También es muy recomendable en aquellos casos donde  el problema de erección está instaurado desde hace tiempo causando graves problemas personales y de pareja.

Ventajas del Láser de Alta Intensidad para tratar la Disfunción Eréctil

Son muchas las ventajas de este tratamiento con Láser de Alta Intensidad y podríamos resumirlas en estas siete:

  1. Altamente efectivo desde la primera sesión: En Men Solutions tiene los resultados asergurados.
  2. Cada sesión dura entre 5 y 7 minutos Y se requieren de 5 a 10 sesiones según el caso.
  3. No requiere anestesia ni preparación previa a la intervención. 
  4. El paciente puede realizar sus actividades diarias, incluso tener actividad sexual el mismo día de la sesión.
  5. No requiere, en la gran mayoría de casos, la toma de medicamentos, y menos, utilizar pinchazos de prostaglandina.
  6. No existe registro alguno de efectos colaterales indeseables o efectos secundarios.
  7. Puede combinarse con otras terapias como las Ondas de Choque, multiplicando los resultados beneficiosos.

¿QUE ES EL L.A.I.?

El L.A.I., o Láser de Alta Intensidad, actúa bajo el principio de la bioestimulación, esto es, la estimulación de los tejidos para su propia regeneración, mediante un haz de luz que penetra por la piel, tejido subcutáneo y estructuras íntimas del pene como cuerpos cavernosos, propiciando la regeneración celular, mayor captación de oxígeno, aumento en la producción de Óxido Nítrico, consiguiendo erecciones potentes desde la primera sesión.

El efecto térmico también provoca vaso dilatación y creación de nuevos vasos sanguíneos, mejorando la potencia, duración y calidad de las erecciones.

Funcionamiento del Láser de Alta Intensidad

El Láser de Alta Intensidad es un dispositivo que produce un haz de luz coherente de una (o más) longitudes de ondas específicas. El haz de luz transmite energía que se esparce a través del tejido y puede ser utilizado para tratar tejido infectado, lesionado o dañado de forma que aceleran la curación, recuperación y reducen el dolor.

El Láser de Alta Intensidad penetra la piel de forma no invasiva y no afecta y se esparce en el tejido subcutáneo, graso, muscular, tendones y huesos: dependiendo del área de la ubicación tratada.

El proceso a través del Láser cura el tejido dañado se llama Fotobioestimulación.

Bajo la aplicación de la luz láser, hay 4 efectos diferentes que pueden ocurrir en el tejido humano: reflejo (la luz no penetra el tejido), dispersión (la luz es distribuida de forma aleatoria en el tejido), absorción (la luz es absorbida por las moléculas del tejido), y transmisión (la luz es transmitida de forma más profunda en las estructuras del tejido, siendo absorbidas eventualmente).

Hay tres efectos claves del Láser de Alta Intensidad Terapéutico: fotoacústico, bioestimulación y térmico.

El tejido humano está compuesto de varios elementos de los cuales los más importantes para la irradiación de láser son: el agua, hemoglobina y la melanina.

Su absorción, así como también el coeficiente de disertación, son distintos para diferentes longitudes de onda. La dispersión óptima para el porcentaje de absorción de la longitud de onda 1064nm lo hace ideal para la penetración del tejido profundo.

El haz de 1064nm del Láser de Alta Intensidad alcanza hasta 10 cm. dentro del tejido.

Unos de los efectos claves inducidos por el haz de Láser de Alta Intensidad de 1064nm es el efecto fotoacústico. Las ondas fotoacústicas son creadas cuando el área es irradiada usando pulsos muy cortos con una tasa alta de repetición.

Tales ondas mecánicas estimulan las terminaciones nerviosas libres en el tejido y causan casi instantáneamente alivio del dolor en el área.

Bioestimulación: en otras palabras, estimulando el organismo a nivel celular para intensificar la curación y recuperación con el haz de luz 1064nm, es otro efecto clave del Láser de Alta Intensidad. El oxígeno es procesado en células por mitocondrias. Aquí el oxígeno es procesado por una cascada de enzimas respiratorias y entregado por sintasa ATP, la cual sintetiza la fuente de energía del organismo – ATP. El intercambio más rápido de oxígeno y metabolitos debido a la irradiación láser: causa que más átomos de oxigeno alcancen la mitocondria. La mitocondria es estimulada más aún a sintetizar ATP más rápido por irradiación de láser de 1064nm.

El ATP permite una síntesis más rápida de RDN y DNA que conduce a recuperación, curación y reducción de edema más rápido del área tratada.

La terapia de Láser de Alta intensidad es causada por la absorción del haz de luz de 1064nm en las estructuras superficiales, lo que consecuentemente causa un incremento en la temperatura del tejido.

El efecto térmico también causa vasodilatación. Como consecuencia la perfusión de sangre incrementa. Cantidades más altas de oxigeno son entregadas al tejido y más metabolitos son reabsorbidos.

Si estás interesado en algún tratamiento

No dudes en ponerte en contacto con nosotros