Lesiones relacionadas con el sexo

Lesiones Relacionadas con el Sexo

Aunque a priori puede parecer un poco tontería, lo cierto es que existen numerosos tipos de lesiones que pueden producirse durante las diferentes prácticas sexuales. Se estima que un 30% de las personas que practican relaciones sexuales han sufrido o sufrirán algún tipo de lesión.

El sexo también hace lesiones

Os mostramos cuales son las lesiones más relacionadas con la actividad sexual:

  • Fractura de pene: se trata de una lesión muy dolorosa, y que producirse si la penetración se realiza con dificultad, el pene está recibiendo mucha presión o se realiza algún movimiento extraño, se puede producir la fractura. Es una lesión poco común, y se estima que le ocurre a uno de cada 200.000 varones. Al momento de la fractura se produce un dolor muy intenso. Dicha lesión es considerada una urgencia médica, y debe acudirse de manera inmediata al hospital.
  • Desgarro de frenillo: en aquellos varones que poseen un frenillo corto, una lesión bastante común es la rotura o desgarro de frenillo. Cuando se produce el desgarro, aparece un dolor muy intenso en la zona que suele ir acompañado de una hemorragia. Debe acudirse de inmediato al hospital, donde se procederá a realizar una sutura del frenillo bajo anestesia local.
  • Desgarros musculares: pueden darse bastantes tipos distintos de desgarros musculares, tanto en hombres como en mujeres. Pueden darse desgarros musculares en el pene, la vagina, el ano, etc. Estas lesiones suelen estar asociadas a movimientos bruscos.
  • Lesiones de espalda: son lesiones muy comunes, que pueden aparecer por movimientos bruscos, adoptar posiciones incomodas, hacer esfuerzos malos, caídas o golpes, etc.
  • Quemaduras: aunque pueda parecer raro, en ocasiones pueden producirse irritaciones o quemaduras producidas por el contacto con algunas superficies, como pueden ser las moquetas o las alfombras.
  • Lesiones en los hombros: al igual que las de espalda, estas lesiones están asociadas a los esfuerzos físicos, las malas posturas, o caídas y golpes.
  • Fracturas de muñeca: aguantar todo nuestro peso sobre las muñecas pueden provocar la distensión de algunos de los ligamentos de nuestras muñecas.
  • Torticolis: las lesiones en el cuello, como la torticolis, están asociadas a la adopción de malas posturas durante el acto sexual.