Petting

Petting

El petting es una práctica sexual que se ha puesto me moda últimamente pero ¿quée es y en qué consiste?

¿Qué es el petting?

El petting es una práctica sexual consistente en alcanzar la excitación e incluso el orgasmo sin practicar la penetración. Sería lo que conocemos más coloquialmente en España como magreo. Pero lo cierto es que el Petting, es un anglicismo que proviene del verbo to pet, que hace alusión no solo al sexo, sino también a los besos o las caricias.

Generalmente esta práctica está más ligada con la adolescencia, sobre todo durante las primeras etapas sexuales. Podríamos decir que en el petting se incluye o vale todo salvo la penetración, caricias, besos, juegos sexuales, masturbación, etc., y utilizar cualquier parte del cuerpo, como la boca o las manos. También pueden usarse juguetes sexuales.

El petting o magreo puede clasificarse en tres grados o tipos:

  1. Besarse y abrazarse.
  2. Caricias sexuales sobre la ropa.
  3. Caricias bajo la ropa. Puede practicarse vestidos o desnudos e incluir la masturbación o el sexo oral.

Esta práctica tiene muchos beneficios. Por ejemplo, puede darle a la pareja una pizca más de excitación o placer en su vida sexual, siendo una innovación para aquellos casos en los que la relación sexual se ha vuelto monótona o aburrida. También se considera al petting como una práctica sexual bastante segura. Al no producirse un contacto entre ambas mucosas, no hay riesgo de que haya un embarazado no deseado. Las posibilidades de contraer alguna infección de transmisión sexual son muy reducidas; pero se debe tener cuidado igualmente, sobre todo cuando se incluye el sexo oral. Es recomendable siempre usar algún método de protección.

Algo más sobre qué es el petting podemos definirlo como una práctica afrodisiaca durante la etapa adulta, muy útil para alternar y descubrir nuevos puntos de placer. Es importante mantener una buena comunicación con tu pareja, estar ambos dispuestos a practicarlo, y sobre todo dejar vuestra mente abierta.

El petting puede ayudar a conocer mucho mejor el cuerpo de nuestra pareja. Descubrir lo que le gusta y lo que no, y cuáles son las zonas erógenas de su cuerpo que hará que se derrita de placer.

Puede comenzarse con besos y caricias, entre las que se puede incluir el masaje erótico. Todo debe hacerse de manera pausada y tranquila, no hay que tener prisa por llegar al orgasmo. Debéis utilizar todo vuestro cuerpo. Usar las manos y los labios sobre el cuerpo de vuestra pareja, no solo centrándose en la zona genital. Puede acabarse con la masturbación en pareja, una práctica que puede resultar altamente placentera para ambos.

Sobre todo recordar, lo más importante es tener confianza con tu pareja y dejar de lado prejuicios e inhibiciones.

Más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.