Por qué se puede romper el preservativo

Porque se Puede Romper el Preservativo

El preservativo se puede romper, ¿por qué? Hoy vamos a contar todos los motivos.

 El preservativo masculino es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados. Esto se debe a que son uno de los métodos más económicos, de fácil acceso y fiables que existen.

A pesar de esta alta fidelidad, su eficacia, al igual que la mayoría de los métodos anticonceptivos no es del 100%; y en ocasiones, los preservativos pueden romperse. En la mayoría de los casos, dicha rotura se produce porque no han sido tratados o cuidados de la manera adecuada (vease uso correcto del preservativo).

 Causas por las que un preservativo puede romperse

  • Debe tenerse cuidado a la hora de abrir el envoltorio del preservativo. Debe realizarse con los dedos, y evitar los dientes, las uñas o algún instrumento como un cuchillo o unas tijeras ya que podemos romper el preservativo sin darnos cuenta.
  • Del mismo modo debe evitarse guardar los preservativos o llevarlos cerca de algún objeto punzante.
  • Almacenarlo de manera correcta. Guardar los preservativos de una manera inadecuada puede hacer que sean más propensos a romperse. No es conveniente guardarlos en sitios secos o que les dé directamente la luz. Tampoco es recomendable guardarlos en sitios como puede ser la cartera, ya que puede doblarse y ser menos efectivo.
  • Siempre es conveniente observar que el envoltorio no se haya roto previamente, ya que su rotura provoca que se seque el preservativo, haciendo muy posible su ruptura.
  • Caducidad: siempre hay que observar la fecha de caducidad de los preservativos. Cuanto más tiempo pase sin ser usado, más posibilidades hay de que sea menos efectivo. Si se ha borrado la fecha de caducidad o no aparece, y no estás seguro de su antigüedad, mejor usa otro preservativo.
  • Tamaño del preservativo. Si se usa un preservativo que quede ajustado, hay más posibilidades de que se rompa, por lo que conviene usar otro de un tamaño mayor.

Lo mejor que podéis hacer es seguir siempre al pie de la letra las instrucciones que vienen en los paquetes de preservativos, así os ahorrareis problemas mayores a posteriori.